/Recomendaciones básicas para empezar tu negocio desde cero
Recomendaciones basicas para empezar tu negocio desde cero

Recomendaciones básicas para empezar tu negocio desde cero

Comenzar un negocio puede ser difícil, pero desde luego no imposible. Para aquellos que aún dudan sobre cómo comenzar su propio negocio y que se hacen miles de preguntas teóricas o prácticas, existen algunas recomendaciones básicas y concretas que pueden ayudar a adentrarse en el mercado y competir con éxito.

Consejos  (básicos) para empezar un negocio

Cuando llega el momento de iniciar una empresa, se debe luchar contra ideas y prejuicios. Aquí, te presentamos unos consejos simples, con la ayuda de www.gdasesoria.com para tener confianza en ti mismo, establecer redes y lograr grandes beneficios duraderos:

Consejos basicos para emprender

Hazte las preguntas correctas antes de comenzar

Ser emprendedor y convertirse en empresario no es cualquier cosa. Implica compromiso, tiempo y sacrificios. Lo que está en juego es bueno si respondemos algunas preguntas esenciales. ¿Por qué quiero comenzar mi negocio? ¿Es este el momento adecuado? ¿Tengo las habilidades necesarias? ¿Mi entorno cercano está listo para apoyarme? y ¿hasta qué punto?

Necesitas poder determinar con precisión el equilibrio entre tus objetivos, lo que puedes aceptar y a lo que estás dispuesto a renunciar para tener un negocio.

Definir una oferta

Más que una estructura y un estado, un negocio es, ante todo, una oferta que se debe presentar, explicar y valorar. A lo largo de tu proceso creativo, el líder del proyecto debe convencer a su familia, a su banquero y a los comités de acreditación, a los socios, a los proveedores a los futuros clientes, etc.

Cuanto más precisa se defina la oferta, más fuerte será el posicionamiento, más creíble será el emprendedor. Esto ocurre porque se tendrá una idea clara de lo que se va a brindar y establecer las maneras en que se diferenciará de la competencia.

Hacer una investigación de mercado

El estudio de mercado sigue siendo la mejor herramienta para validar la relevancia de una oferta de negocio, evaluar las necesidades de consumo, identificar perfiles de clientes, establecer supuestos de ingresos realistas. Permite reducir los riesgos tanto como sea posible y tomar las decisiones correctas en sentido ascendente.

Al utilizar inteligentemente los motores de búsqueda, consultar a la prensa especializada, unirse a foros en las redes sociales, aprender de las federaciones profesionales, se puede establecer un diagnóstico valioso de su futuro negocio y mercado.

Establecer un pronóstico

Las previsiones financieras (plan de financiamiento, requisitos de capital de trabajo, estado de ingresos, plan de flujo de efectivo, proyecciones de rentabilidad) son esenciales para obtener financiamiento externo del negocio.

La previsión consiste en planificar en detalle la proporción entre los ingresos y los gastos… y así demostrar todo el interés económico del proyecto. Por lo tanto, es necesario tener en cuenta todos los costes (salarios, equipos, muebles, bienes raíces, transporte, comunicación), anticipando tanto como sea posible los peligros.

Identificar a los ayudantes

Existen muchas fuentes de apoyo financiero, social y fiscal, así como apoyo para el reclutamiento y la innovación. Además, en los negocios, no es difícil encontrar un lugar dentro de una red de relaciones formales.

Tan pronto como asumes un cargo, comienzas a integrar un equipo y establecer relaciones esenciales con otros participantes del negocio, aunque solo sea por obligaciones de servicio.

Una vez instalado como independiente, es necesario realizar el esfuerzo de lanzar las acciones para construir su red profesional. Sea cual sea la actividad, es casi imposible realizarla sin establecer relaciones cercanas con otros profesionales que ejercen un oficio similar o relacionado.

Saber que no te harás millonario de la noche a la mañana

Muchos emprendedores jóvenes creen que al comenzar un negocio, inmediatamente empezarán a recibir mucho dinero. El asunto no funciona así, pues por lo general, pasarán algún tiempo antes de que notes una recuperación del dinero invertido y percibas las ganancias, y ello dependerá, claro está, del éxito que se tenga.

Creer que la riqueza llegará de la noche a la mañana podría causar frustración, cuando te des cuenta de que no es así. Concéntrate en seguir las estrategias y no perder el foco para que en el momento menos pensado el dinero comience a llenar tus cuentas.

Con un buen modelo de negocio construido adecuadamente, mejorarás mucho tu vida diaria. Tendrás un ingreso regular y suficiente para satisfacer tus necesidades y hacer algunas reservas.

Perseverar para tener éxito

Una vez que arranca el negocio, te esperan muchos largos días de trabajo que requieren un compromiso firme y razonable. La experiencia te enseñará que los objetivos se alcanzan cuando se lucha con las armas adecuadas. Cada día hay que dedicarse un poco a llegar a la meta.

No te desanimes. Al contrario, busca la manera de que sean cumplidos los compromisos adquiridos para no quedar mal en ningún momento. El éxito es de quienes creen en sus habilidades y las ponen en práctica.

Huir de lo complicado y buscar lo simple

En una dinámica de mejora de negocio, la búsqueda continua de la simplicidad es probablemente la mejor guía para abordar una cierta idea de perfección. La simplicidad no es un sinónimo de facilidad, ni mucho menos.

La simplicidad es más bien el antídoto de lo complicado. Buscar la simplicidad no es reducir lo complejo aplicando un esquema simplista. Al contrario, elimina la superfluidad, que enmascara las relaciones entre los componentes del negocio.

¿Cómo elegir el estado legal?

Esta es una de las preguntas más desafiantes para los líderes de proyectos: ¿qué estatus legal elegir para tu futuro negocio? Tienes que restarle importancia. El estado depende de la actividad, los objetivos, los medios financieros y el modo de funcionamiento de la empresa.

Sea cual sea la actividad que vayas a lanzar, hay dos grandes opciones disponibles para usted: la propiedad exclusiva o la compañía. La primera tiene la ventaja de la simplicidad, porque requiere una declaración simple para crear y cerrar la actividad, sin obligación contable, sin reunión general ni contribuciones exageradas.

El estado de la sociedad, en cambio, que se impone tan pronto como considera asociarse o contratar, conlleva más restricciones: redactar artículos de asociación, depositar las cuentas todos los años, llevar a cabo reuniones y aprobar las cuentas…

Una manera infalible de comenzar un negocio es buscar el apoyo de profesionales en tu zona, por ejemplo, asesorías en Valencia, con especialistas que te orienten respecto a los asuntos operativos y legales que hacen falta para establecer un negocio.