Aridoamérica: qué es, características y culturas

Desierto de Chihuahua en el norte de México y Suroeste de Estados Unidos

La diversidad y riqueza de las culturas prehispánicas centroamericanas ha sido abordada por sus estudiosos organizando las áreas culturales del México antiguo en tres grandes zonas geográficas e históricas, conocidas como superregiones culturales: Aridoamérica, Mesoamérica y Oasisamérica; esta última, derivada como puente cultural de la interacción entre las dos primeras.

¿Qué es Aridoamérica?

Es un concepto que reúne todas las culturas prehispánicas amerindias, definidas bajo una vasta zona geográfica que comprendió la región árida del norte de México, extendiéndose hacia el suroeste de Estados Unidos, llegando por el Norte a los límites del paralelo 42.

Aridoamérica fue definida por académicos mexicanos como una superregión cultural, pero sin un elemento único que reuniera a las distintas identidades étnicas en una unidad cultural más allá de su condición nómada. A su vez, es un concepto derivado de la concepción de Mesoamérica acotada por Kirchhoff (1954), logrando así  otorgar identidad cultural a lo que los académicos norteamericanos definían de manera centrista y somera, como “las culturas del sudoeste”. Con ello, se elevó a estas culturas nómadas frente a las típicamente norteamericanas -al norte y al este- diferenciándolas también de las culturas sedentarias de la era precolombina, desarrolladas desde el centro-sur de México hacia gran parte de Centroamérica.

Geografía y Ecología

Mapa Topográfico de México
Mapa Topográfico de México

Ubicación

  • La superregión abarcaba extensos territorios del sur de los Estados Unidos y del norte de México.
  • En Estados Unidos abarcaba a California, Nevada, Utah, Nuevo México, así como la región occidental de Texas y Arizona.
  • En México, se extendió por todo el norte del país, abarcando Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, la mayor parte de Chihuahua, y una parte de Sonora, Hidalgo, Sinaloa, Aguascalientes, Querétaro y Jalisco, así como el norte de San Luis Potosí, Durango y Zacatecas.

Relieve

Aridoamérica cubre una zona de semi llanuras y llanuras extremadamente áridas, secas y agrestes, con escasos ríos de cauce permanente, factor de presión que mantuvo las culturas como recolectoras nómadas y limitó sus posibilidades de evolución hacia formas más estables y sedentarias. La zona culturalmente más rica se desarrolló en medio de las cordilleras oriental y occidental de la Sierra Madre mexicana.

Ecología

  • Los suelos son calizos, de pobre desarrollo vertical, muy áridos debido a las escasas precipitaciones y a la ausencia de corrientes permanentes de agua.
  • La flora está representada por componentes xerofíticos, como plantas suculentas y arbustos esclerófilos espinosos de temporada, o por elementos arrosetados, como la inmensa diversidad en agaves que caracteriza a México y al sur de Estados Unidos, así como por gran variedad de cactus, cuyos frutos eran recolectados para la alimentación; todos ellos caracterizados por su capacidad de almacenar agua en sus tejidos. La distribución de la vegetación es escasa, rala y espaciada.
  • La fauna es igualmente escasa, y adaptada a condiciones de extremo déficit hídrico. Abundan los insectos, sobre todo arañas y escorpiones, variedad de reptiles, como serpientes y lagartos -especialmente el endémico “monstruo de gila”- algunas aves migratorias y mamíferos, como los murciélagos -fundamentales en su función polinizadora y dispersora de cactus- algunos roedores y diversas especies de zorros y coyotes, además de una subespecie endémica del rumiante conocido como “borrego cimarrón”.

Clima

  • Aridoamérica se caracteriza por un clima extremo, de muy altas temperaturas diurnas (pudiendo llegar a 50ºC) y una reducción nocturna abrupta de temperatura, llegando a registros bajo cero en ciertas épocas del año.
  • La combinación de temperaturas extremas con escasísima precipitación total anual, caracterizan la superregión, otorgándole el nombre debido a su clima árido a semiárido.

Cultura

  • La falta de corrientes de agua permanente y la aridez del suelo fueron los elementos de presión que mantuvieron el nomadismo en Aridoamérica, al impedir el establecimiento de tierras permanentes de cultivo.
  • Se caracterizó por poseer un desarrollo cultural medio-bajo, sin una huella cultural única más allá del nomadismo, y que no dejó huellas arqueológicas en forma de asentamientos poblados organizados. 
  • La mayor parte de los habitantes de Aridoamérica fueron nómadas permanentes, sin mantener asentamientos de población por grandes periodos de tiempo, salvo aquellos que habitaron de forma semipermanente en cuevas, pudiendo mantener algún cultivo estacional durante las épocas de lluvia. 
  • Las herramientas de trabajo de los habitantes de Aridoamérica fueron instrumentos de piedra y lajas esculpidas, utilizados para la caza y recolección, y botes rústicos de madera que les permitieron algunas actividades básicas de pesca.
  • Las etnias que colindaban con culturas sedentarias mesoamericanas tuvieron contacto, beneficiándose de ello, pero las limitaciones del hábitat impidieron redituarlo en edificaciones permanentes, desarrollo de escritura o algún arte más avanzado que las pinturas rupestres en las cuevas que habitaban, o bailes y cantos rituales acompañados de instrumentos básicos de viento.
  • Tampoco existen evidencias de una lengua unificada; por ello, los nahuas mesoamericanos los designaban como “chichimecas” (bárbaros).
  • La organización tribal tenía categorías bien marcadas en autoridad militar y élite religiosa, desarrollando ritos de difuntos por quienes sentían gran devoción, representados por depósitos y vasijas de uso funerario.
  • No está claro el origen de estas culturas nómadas; algunos expertos fijan su inicio hacia 7000 a C, mientras otros lo sugieren hacia 2500 a C. Lo que es seguro es que, durante la colonización hispánica la mayoría de sus etnias representativas habían desaparecido o estaban en franca decadencia.

Etnicidad

  • Los principales grupos representativos se distribuyeron en dos subregiones diferentes.
  • La primera se centró alrededor de la Sierra de Tamaulipas, ubicada hacia el noreste de México.
  • En Aridoamérica se obtuvieron evidencias importantes del inicio de las primeras prácticas agrícolas americanas.
  • La segunda subregión fue el desierto de Chihuahua, formado por Nuevo México y Arizona (Estados Unidos) y estados mexicanos de Chihuahua, Nuevo León, Durango, Coahuila y Zacatecas.
Sierra de Tamaulipas
Sierra de Tamaulipas

Las etnias que florecieron allí fueron los:

  1. Acaxees
  2. Caxcán
  3. Cochimí
  4. Cucapá
  5. Guachichil
  6. Guamares
  7. Guarijos
  8. Hohokam
  9. Huichol
  10. Kumiai
  11. Mogollón
  12. Opatas
  13. Pai Pai
  14. Pericú
  15. Tarahumaras
  16. Tecuexe
  17. Tepecanos
  18. Yaqui
  19. Zacatecos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.