/Los tipos de magia que existen y sus características
Tipos de magia que existen

Los tipos de magia que existen y sus características

La magia se remonta al principio de la vida, pues todos los pueblos y sistemas religiosos la utilizaron de una u otra manera. Fue a partir del Renacimiento cuando su uso pasó a la clandestinidad, pero nunca dejó de existir porque se siguió utilizando para fines específicos.

Existen diversos tipos de magia dependiendo de las fuerzas que se emplean para su ejecución y las energías pueden ser positivas o negativas.

La magia comienza con el supuesto de querer dominar las fuerzas ocultas. Quienes no conocen mucho sobre el tema creen que existe exclusivamente en dos formas, negra y blanca.

No obstante, debes saber que va más allá de estos dos colores, pues se manifiesta en todas las formas, desde rojo o verde hasta rosa. Estos diferentes colores de se practican de acuerdo con los objetivos a alcanzar.

Cada uno de ellos tiene una peculiaridad, pero todos tienen un propósito: armonizar el cuerpo y todo el ser del practicante. Te presentamos las características de estas prácticas esotéricas:

Magia blanca

La magia blanca es buena, porque el blanco representa la pureza. Se aplica con rituales, invocaciones y purificaciones. Funciona para alejar el mal en cualquier forma que aparezca: ya sea un mal de ojo, una maldición o una negatividad de la casa.

Las fuerzas más poderosas del bien santo y espiritual ayudan, además los ángeles ofrecen su protección. Dentro de sus características están:

  • Ayuda a quienes utilizan el conocimiento para trabajar contra el mal.
  • Es una práctica esotérica que, a diferencia de la magia negra, propone intervenir solo en los fenómenos de la naturaleza a través del estudio de sus leyes, utilizando la investigación, los experimentos y las transformaciones de un elemento a otro.
  • Pretende trabajar en armonía con las fuerzas naturales, creyendo que todo organismo, fenómeno o evento tiene su lugar en el plan universal establecido por Dios, como participante de una sola alma del mundo.
  • Somete su voluntad a las leyes del cosmos y trabaja en armonía con el universo.

Magia negra

El mal existe al igual que el bien. La magia negra se concentra en hechizos, maldiciones y mal de ojo, así como otras cosas que no vemos y no sabemos. Es la más terrible y la más peligrosa de todas.

Magia negra

Requiere el apoyo de las fuerzas del mal y otras entidades similares. Es una práctica de manejar con cuidado porque crea daños en todos los lados. Este tipo de ritual desarrolla diferentes energías, por ejemplo:

  • Mal de ojo: proporciona a la persona afectada agitación, inquietud y nerviosismo sin motivo aparente, debido a la intención de alguien fuerte psíquicamente, por envidia o por celos. Las personas emiten energía maligna utilizando los ojos como un medio.
  • Negatividad: es un grado superior mal de ojo y es más fuerte, porque las energías negativas absorben la energía vital y debilitan físicamente a la persona. Estas energías son activadas y enviadas deliberadamente por personas que trabajan solas o con la ayuda de otras más experimentadas.
  • Lazos: es un ritual que algunas personas usan para vincular negatividad a la víctima de la persecución y decretar su ruina. La persona afectada ya no puede manejarse de manera independiente, busca ayuda de sus seres queridos, médicos, psicólogos, pero con pocos resultados.
  • Maldiciones: aquellos que realizan tales rituales activan las poderosas energías no solo contra el individuo objetivo, sino contra toda su familia durante varias generaciones.

Magia roja

Con el término magia roja se identifican dos tipos de hechizos: ceremonial y de los sentidos o sexo. La ceremonial es una antigua magia ritualista que se remonta a los egipcios, griegos, romanos, etruscos, celtas, mayas, pueblos africanos y muchas otras culturas lejanas en el tiempo.

Es rica en dogmas, rituales y celebraciones complejas, además de que siempre se lleva a cabo con la presencia de un sacerdote o una sacerdotisa.

Por su parte, la magia de los sentidos o el sexo es un tipo de magia que utiliza el cuerpo como fuente para encontrar, acumular, expandir, moldear y enviar energía.

Puede ser comparada con la magia blanca o negra. Se utiliza para prácticas relacionadas con la pasión, la sexualidad o el amor. Con este tipo de hechizos, no hay vuelta atrás. Si es para unir o separar, los efectos son irreversibles.

Magia verde

La magia verde es una parte de la tradición que sobrevivió durante los siglos y se deriva de las religiones prehistóricas. Probablemente sea una de las primeras formas de magia, ya que en la antigüedad el hombre, quien vivía en estrecho contacto con la naturaleza, veía en ella una especie de protección, así como los medios por los cuales podía sobrevivir.

En todas las religiones antiguas se practicaba la adoración de la naturaleza: el espíritu del árbol, las hierbas, el sol y la lluvia son adorados, porque gracias a ellos los cultivos crecen, la vida se asienta en los ritmos de la naturaleza y continúa.

La Madre Tierra está impregnada por un ciclo de nacimientos, muertes y renacimientos. Utiliza pociones, y otras preparaciones a partir de elementos naturales.

Magia gris

La magia gris es un tipo neutral entre negra y blanca. Esto significa que no siempre se practica por razones beneficiosas, pero al mismo tiempo tiende a no dañar a los demás.

Está hecha con la intención de ayudar, pero sin el permiso y la conciencia de la persona a la que se dirige.

Magia azul

Esta es una práctica mágica que se relaciona con el elemento agua. En sus diferentes ritos, la magia azul utiliza las energías de los ríos. Es muy particular y, a menudo, se emplea en combinación con otras prácticas.

Magia rosa

La magia rosa es una evolución de la roja. Es más suave, ya que siempre se usa de manera positiva. Sus aplicaciones principales buscan consolidar una pareja, entre otros fines.

Si quieres tener más conocimienos sobre este tema, saber más sobre rituales, hechizos y magia en general, entra en hechizosymagia.net y descubre más sobre las particularidades de cada práctica.