Pasos para solicitar la custodia compartida

Cómo solicitar custodia compartida

Desde el momento en que fue aprobada la conocida como ‘Ley del Divorcio’ el 7 de julio de 1981, la custodia de los hijos se atribuía únicamente a uno de los progenitores, por lo que al otro le corresponderá de inmediato un régimen de estancia y visitas. No obstante, el tiempo demostró que no era la solución más adecuada para la estabilidad emocional de los niños.

Esta es la razón por la que en 2005 se modificó el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en Materia de Separación y Divorcio, para introducir el régimen de custodia compartida, el cual se encuentra vigente gracias a la Ley 15/2005, de 8 de julio. A continuación, nos encargamos de mostrarte los pasos involucrados en la solicitud de custodia compartida.

Si te estás divorciando, te conviene conocer esta información y además recibir asesoría profesional de Abogados Custodia Compartida Barcelona, quienes se encargarán de guiarte a lo largo del proceso para lograr tomar decisiones acertadas en función del bienestar del menor de edad, garantizando los derechos de ambos padres.

¿Qué es la custodia compartida?

Se trata de un acuerdo legal establecido por los padres de un menor de edad, donde se determinan las obligaciones correspondientes a cada uno de manera equitativa. Este acuerdo implica que, sin importar que los padres se encuentren separados, ambos tienen potestad de decisión sobre los hijos menores de edad.

El acuerdo busca que la vida y estabilidad del menor se vea afectada lo menos posible por la separación de los padres. Para lograr este acuerdo, los padres necesitan negociar los términos de la nueva forma de crianza compartida y comprometerse a permanecer en la vida de los hijos en igualdad de tiempo.

¿Cuáles son los pasos para solicitar la custodia compartida?

Lo primero será contratar ayuda profesional de Abogados de Familia Barcelona, quienes pueden sacar adelante el proceso de conciliación y negociación para evitar cualquier disputa legal que pueda terminar en juicios innecesarios. Acto seguido, continuar con el protocolo relacionado con la custodia compartida.

Cuando los padres han llegado a un acuerdo, el abogado de familia entregará el acuerdo a un fiscal que se encargará de juzgar la situación y dictar una sentencia sobre el caso. El fiscal tiene la obligación de analizar todo el historial familiar junto a lo establecido en el acuerdo y verificar que los solicitantes cumplan con los requisitos necesarios para compartir la custodia de un menor.

El procedimiento continúa con entrevistas al menor y sus progenitores, evaluando todas las facetas de la relación y, antes de cerrar el caso, preguntar al menor sobre su deseo de vivir con alguno de sus padres. Resulta importante aclarar que el deseo del niño se considera de gran importancia para la toma de la decisión final por parte del fiscal.

Sin embargo, el factor determinante para la decisión será el cumplimiento de los requisitos mínimos exigidos por la ley para acceder a la custodia compartida, considerando que se busca siempre el bienestar de los niños y proteger su estabilidad emocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.