Una marea humana vuelve a protestar contra Lukashenko

Manifestacion Bielorusia

Más de 100.000 personas participan en una manifestación en Minsk, según la prensa local.

Una marea humana con banderas rojas y blancas, símbolo de la oposición bielorrusa, ha vuelto a tomar las calles de Minsk este domingo por cuarto fin de semana consecutivo para reclamar la renuncia del presidente del país, Alexander Lukashenko. Más de 100.000 personas han participado en la protesta en la capital, según los medios locales, pero también ha habido manifestaciones en otras localidades, como Grodno, Brest, Gomel y Moguiliov. En Minsk, la policía ha detenido al menos 130 personas.

Las fuerzas de seguridad han bloqueado los accesos a las principales avenidas del centro de la capital desde primera hora de la mañana y han acordonado la plaza de la Independencia, que ha sido escenario de manifestaciones de la oposición en las últimas semanas. También se han cerrado varias estaciones de metro del centro de la ciudad y decenas de antidisturbios se han desplegado en las inmediaciones de la residencia de Lukashenko, que se ha convertido en el lugar más protegido de Minsk.

A pesar de las importantes medidas de seguridad, una marea humana ha ocupado el centro de la capital coreando lemas como “Viva Bielorrusia” y “Vete”, en referencia a Lukashenko. Los manifestantes también han increpado a los antidisturbios que protegían la residencia del presidente bielorruso: “Nosotros le pagamos, nosotros somos el poder” o ” Pegar la gente no es una profesión “, los han llamado.

Detenciones entre los manisfestantes

Según la asociación bielorrusa de derechos humanos Vesna, la policía ha detenido este domingo más de 130 personas en Minsk. Entre ellas habría al menos dos reporteros, según informó la Asociación de Periodistas de Bielorrusia. También ha habido detenciones en las ciudades de Brest, Moguiliov y Vitebsk. De hecho, las autoridades han confirmado “más de 100 detenciones” de participantes en “acciones no autorizadas”.

El gobierno también ha intentado poner palos en las ruedas a los manifestantes dificultando la conexión a internet y el acceso a aplicaciones de mensajería. El mismo operador de telefonía móvil A1 confirmó ante las quejas de los usuarios que, por orden de las autoridades, ha reducido la velocidad de la conexión a internet, lo que podría llevar “a la disminución de la calidad del servicio prestado o su inaccesibilidad temporal “. Una vez la protesta ha terminado en Minsk, el acceso a internet ha quedado totalmente restaurado en la capital.

La líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya , había hecho un llamamiento sábado porque la gente participara en la que bautizó como “marcha de la unidad”, con el lema “Uno para todos y todos para uno”. “Recuerden que juntos somos más fuertes”, declaró la opositora desde Lituania, donde está exiliada desde el 11 de agosto pasado.

Por otra parte, Olga Kovalkova, una de las estrechas colaboradoras de Tijanóvskaya, ha tenido que abandonar el país por presiones de las fuerzas de seguridad, según explicó ella misma. Según relató, fue trasladada contra su voluntad a Polonia, cuando cumplía quince días de arresto administrativo en un centro de reclusión de Minsk.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.