9 consejos para hacer ejercicios físicos con ardor de estómago

Acidez estomacal

La acidez estomacal es una sensación molesta que se puede producir incluso cuando estamos en medio de una actividad deportiva. Evitar este problema es posible, si ponemos un poco de orden en nuestro estilo de vida.

Realiza los ejercicios adecuados y de la manera correcta 

Para disminuir y/o evitar el ardor de estómago lo fundamental es tener una dieta balanceada, es decir consumir los alimentos que nos aporten los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo, lo cual podemos combinar con una rutina de ejercicios físicos.

Cuando nuestro cuerpo está en movimiento aumenta el metabolismo y se acelera el proceso digestivo, reduciendo al mínimo el riesgo de sufrir acidez o ardor de estómago. Pero si no lo hacemos de la manera correcta puede producirnos el molesto reflujo.

Realizar ejercicios, como natación, aerobics o caminar, por mencionar sólo algunos, mejora la digestión de una manera práctica y fácil, ya que fortalece los músculos del abdomen y estimula los intestinos para mover de forma correcta los alimentos a través del sistema digestivo.

Si deseamos obtener los mejores resultados de nuestro entrenamiento sin correr el riesgo de sufrir ardor de estómago es importante seguir las siguientes recomendaciones.

Caminar o nadar

Para ejercitar nuestro cuerpo sin correr el riesgo de sufrir acidez los ejercicios ideales son los aeróbicos, es decir los cardiovasculares, para los cuales sólo necesitamos implícitamente la respiración para poder realizarlos. De esta manera evitamos la agitación que interfiere con la buena digestión.

Evitar el running 

Los ejercicios que más producen acidez estomacal son los anaeróbicos, esto se debe a que implican realizar fuerza considerable y realizar movimientos en el estómago que promueven la devolución de los ácidos gástricos por el esófago. 

Para evitar esto y no dejar de realizar nuestro deporte favorito debemos realizar esta práctica por lo menos 2 horas después de haber ingerido alimentos.

Ejercicios estacionarios

El entrenamiento en estado estacionario son los más indicados para cuidar nuestro proceso digestivo, ya que el nivel de agitación es mínimo. Entre los ejercicios que podemos realizar bajo esta modalidad se encuentra montar en bicicleta.

No ejercitarse con el estómago lleno

Realizar cualquier ejercicio físico con el estómago lleno puede dificultar nuestro proceso digestivo, incluso obligarnos a devolver los alimentos que hemos consumido. Es importante consumir una cantidad de alimentos que cubra las necesidades de nuestro organismo evitando lo posible ser exagerados.

Esperar un tiempo prudencial

El tiempo de digestión de los alimentos puede durar entre 6 y 8 horas, que dure más o menos depende de la calidad de los alimentos que hemos consumido así como el sexo del individuo. Es por ello que al disponernos a realizar una actividad deportiva lo indicado es ingerir pocos alimentos y hacerlo por lo menos 1 hora y media antes.

Estirar el tronco

Es importante elegir ejercicios que no causen un esfuerzo en el estómago, ya que al contraer esta parte del cuerpo mientras se desarrolla el proceso digestivo se puede producir reflujo. Respirar bien mientras que ejecutamos nuestra rutina también nos ayudará a contener la acidez.

No consumir alimentos altos en grasa

Las grasas, aunque son necesarias para nuestro organismo, consumirlas en grandes cantidades puede dificultar el proceso digestivo. Lo recomendable antes de comenzar a realizar alguna rutina de ejercicios es alimentarnos con productos saludables y amigables para el estómago, como la avena, un cereal alto en contenido de mucílago, suavizante natural de la mucosa digestiva.

Hidratación

Hidratarnos mientras nos ejercitamos es fundamental, ya que durante este tiempo perdemos mucho líquido a través de la sudoración. Pero además consumir agua antes de realizar nuestra rutina de ejercicios nos ayuda a sentir mejor nuestro estómago. 

Diluir en agua las bebidas isotónicas

Aunque muchas veces relacionamos la acidez con el consumo excesivo de agua, lo que en realidad puede ocasionar este problema son las bebidas energizantes, pero si las combinamos con un poco de agua antes de consumirla lograremos llenarnos de energía sin riesgos a sufrir ardor de estómago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.