La ONU acusa al gobierno de Maduro de crímenes contra la humanidad

Nicolas Maduro dice que esta listo para conversar con la oposicion

La Misión Internacional a quien las Naciones Unidas encargaron, hace un año, investigar la situación de los derechos humanos en Venezuela ha presentado este miércoles un informe, claro y demoledor, que asegura que el gobierno venezolano es responsable de graves crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad contra la población . El documento, de 433 páginas, califica los delitos perpetrados como de lesa humanidad y señala directamente al presidente, Nicolás Maduro. También en Diosdado Cabello, número dos del chavismo y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, y los ministros del Interior, Néstor Reverol, y de Defensa, Vladimir Padrino López. Y también a los jefes de los servicios de inteligencia del país latinoamericano, junto con 45 funcionarios más del gobierno de Maduro.

“La misión ha encontrado motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planificado y ejecutado desde 2014 graves violaciones de los derechos humanos, algunas de las cuales -incluidas las ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura- constituyen crímenes de lesa humanidad “, ha defendido Marta Valiñas, presidenta de esta misión especial. “Lejos de ser actos aislados, estos crímenes se cometieron y se coordinaron con la conformidad de las políticas del estado, con el conocimiento y el apoyo directo de los comandantes y de los altos funcionarios del gobierno”, agregó la misma Valiñas.

Ningún cuerpo de las fuerzas de seguridad venezolanas se salva. Según el informe, las violaciones documentadas fueron perpetradas en operaciones realizadas por toda la gama de entidades de seguridad del estado en el país: la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, incluida la Guardia Nacional Bolivariana, y la Policía Nacional Bolivariana y las Fuerzas de Acción Especial. También figuran el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, el Servicio Nacional de Inteligencia, la Dirección General de contrainteligencia Militar y las fuerzas policiales estatales y municipales.

“Las autoridades dieron la ayuda esencial, incluida material, logística y en recursos humanos, que era necesaria para las operaciones de seguridad e inteligencia que desencadenaron los crímenes”, continúa el informe, que será presentado la semana que en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.