6 consejos para disfrutar del sexo al máximo y de forma saludable

Consejos para disfrutar del sexo

A pesar de toda la libertad de expresión que existe en la época actual, la sexualidad continúa siendo un tema tabú en la mayoría de las personas y muchos prefieren evitar hablar libremente de sexo. Esta es la causa principal por la cual una gran cantidad de parejas sufren problemas en la intimidad y tengan limitaciones a la hora de disfrutar una sexualidad saludable.

Disfrutar el sexo de una forma saludable y plena implica, en primer lugar, que ambos miembros de la pareja desarrollen una buena autoestima, se comuniquen de forma efectiva y adquieran nuevos conocimientos que les permitan un mejor desarrollo íntimo. Todo lo anterior les permitirá entender elegir lo que les apetece y limitar aquello que les resulte incómodo, mientras experimentan con libertad.

Cuida de tu salud

La base de una sexualidad plena es la salud. El mejor escenario para disfrutar las relaciones sexuales es cuando ambos se encuentran libres de estrés y problemas médicos que tengan la capacidad de afectar de manera negativa el deseo sexual. El ejercicio físico frecuente es una de las mejores formas de aumentar nuestra libido y mantener un buen balance hormonal.

Pareja en la cama

Incluye juguetes sexuales

Aunque muchas parejas no terminan de entender la importancia o utilidad de los juguetes sexuales, es enorme la cantidad de beneficios que pueden proporcionarnos, principalmente la posibilidad de disfrutar una sexualidad saludable. Si tienes dudas, puedes consultar esta guía completa de cómo usar correctamente unas bolas chinas y también investigar otras opciones.

Descubre qué es lo que te gusta y lo que no

Cualquier persona que desee disfrutar relaciones sexuales placenteras, tiene que conocerse a sí mismo y saber qué cosas son las que le proporcionan placer y cuáles no. Los encuentros sexuales más fructíferos son los que se producen entre personas que se conocen bien a sí mismos y, además, tienen la suficiente confianza y autoestima para comunicarse libremente con su pareja.

No te concentres en el coito

Es fundamental entender que el sexo no solo se reduce al coito. La idea de una sexualidad centrada en la consecución del orgasmo es la forma más habitual de limitar las experiencias de pareja y es el fruto de considerar el sexo como una actividad exclusivamente genital. Toma en cuenta que el cuerpo humano contiene diferentes zonas erógenas más allá del pene y la vagina.

No consideres el sexo como una obligación

Durante mucho tiempo, mujeres y hombres se han atormentado por considerar al sexo como una obligación dentro de las relaciones de pareja; en lugar de verlo como una obligación, es buen momento para comenzar a verlo como una oportunidad de descubrir nuevas sensaciones y creer en su capacidad de ser fuente de placer y satisfacción para ambos miembros de la pareja.

La regla es que no hay reglas

No hay reglas específicas sobre cantidad, duración o tipo de cosas que deban hacerse dentro de la privacidad de una relación de pareja. Experimentar sería la palabra clave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.