/Regala amor, regala flores
regala flores

Regala amor, regala flores

Regalar flores es una costumbre que implica demostrar sentimientos muy bonitos sin necesidad de expresar ninguna palabra. Las flores de amor son la mejor forma de sorprender a esa persona tan especial, dejando que el aroma, color y belleza de las flores haga todo el trabajo de despertar sentimientos positivos.

No se tiene certeza desde cuándo regalar flores, en especial rosas, se convirtió en sinónimo de expresar amor por una persona. Las leyendas cuentan que Afrodita, la diosa del amor, sentía gran encanto por las rosas y es por esa razón que cuando se quiere conquistar a una dama, la mejor idea es entregarle un ramo de rosas rojas, símbolo indiscutible del amor y la pasión.

La tradición de regalar flores

Las flores han tenido gran importancia en todas las etapas de la historia de la humanidad. Para las civilizaciones más avanzadas, como la griega, romana, china y egipcia, las flores son de gran valor espiritual, ya que su belleza física se relaciona con las divinidades.

¿Por qué una persona regala una flor? Regalar una flor es una especie de ceremonia de cortejo donde una persona pretende mostrar amistad, cariño, afecto o interés romántico por otra persona. Este efecto se logra dependiendo del tipo de flores que se entregue, el momento y otras variables.

Un hombre enamorado suele intentar sorprender con rosas a la chica objeto de su amor, usualmente durante fechas especiales como el aniversario, cumpleaños o simplemente, ante cualquier circunstancia que amerite una celebración.

El lenguaje de las flores

Como curiosidad, en Oriente se desarrolló una simbología compleja en relación al universo de las flores. Cada una de ella se clasifica en color, forma, tamaño y tipo, además de asignársele un significado particular que todos los miembros de la sociedad conocían.

El lenguaje de las flores

Fue desde aquellos tiempos cuando el simple hábito de regalar una flor podía mostrar el estado de ánimo y los sentimientos que una persona podía tener por otra.

Este lenguaje implícito de las flores se convirtió desde entonces en una forma de comunicación no verbal, cuyo centro era el uso de los sentidos. De Oriente, el lenguaje de las flores se trasladó hacia la aristocracia inglesa, donde tuvo un auge importante que posteriormente llegó a convertirse en costumbre extendida por todo Occidente.

Del amplio lenguaje de las flores, es el significado de la rosa roja el que permanece más presente en el imaginario colectivo, siendo el símbolo del amor y la pasión, muy utilizada en fechas como San Valentín o siempre que se busque un acercamiento amoroso con alguien a quien pretendemos.

Los floristas profesionales entienden perfectamente el funcionamiento del lenguaje de las flores y por eso son capaces de diseñar ramos y arreglos florales que son un auténtico espectáculo para los sentidos.

De esa forma, cualquier persona puede expresar sus sentimientos con un precioso detalle floral que, hoy en día, puede llegar directamente a las manos de la persona amada sin ningún contratiempo y sin importar el lugar del mundo en que se encuentre.