¿Qué es la CIRBE?

Qué es la CIRBE

Si alguna vez has solicitado un préstamo o crédito ante alguna entidad financiera, es bastante probable que conozcas o al menos hayas oído mencionar el término CIRBE. Se trata de una base de datos en la que se encuentran reportadas todas las personas acreedoras de un préstamo con importe superior a los seis mil euros, creando un historial crediticio para cada deudor.

Esta base de datos resulta accesible a cualquier entidad relacionada con la financiación, incluyendo tiendas que ofrecen productos a crédito. De este modo, cualquiera de ellas puede conocer si alguien ha firmado un crédito u obtenido préstamos personales superiores a los 6000 euros, permitiendo conocer su comportamiento dentro del sistema financiero.

Con esta información es posible determinar el riesgo asumido por la entidad antes de aprobar un préstamo de cualquier tipo. En las siguientes líneas te contaremos en detalle qué es la CIRBE, para qué son sus atribuciones, qué datos registra y cuál es la importancia de este sistema para las personas y empresas que desean operar con créditos.

¿Qué es?

CIRBE es el acrónimo de Central de Información de Riesgos del Banco de España, cuya función principal es ser una base de datos donde se registre información de todas las personas que representan un riesgo para el sistema financiero y las entidades bancarias. Esto lo consigue al obtener información relacionada con su actividad financiera y solicitudes de financiación.

Sin embargo, no se trata de un registro de morosidad, por lo que no es posible conocer si el deudor ha cumplido con los pagos asumidos, una información que debe ser investigada consultando en ficheros de morosos como ASNEF. En esta base de datos figuran datos relacionados con los préstamos o créditos obtenidos, cuando estos superan la cantidad de 6000 euros.

¿Cuáles son los datos que figuran en la CIRBE?

En la base de datos figuran datos del usuario, principalmente los siguientes:

  • Identidad del titular del préstamo.
  • Tipo de préstamo (corto o largo plazo).
  • Saldo disponible de la suma de dinero solicitada como financiación. 
  • Garantías con las que se ha asegurado el pago del crédito.
  • Existencia de alguna situación de incumplimiento o morosidad.
  • Existencia de riesgo indirecto.

Toda esta información es pública y gratuita, siendo entregada por las mismas entidades bancarias al Banco de España de manera voluntaria. No obstante, también son datos de carácter confidencial, por lo que no se pueden consultar o acceder a ellos libremente, ya que es necesaria una autorización y solo las entidades financieras pueden obtenerla para realizar evaluaciones.

Los datos obtenidos por la CIRBE se utilizan para que el Banco de España pueda realizar los estudios estadísticos del sector bancario y conocer la situación económica del país y la población.

Además, es fundamental para el funcionamiento de las instituciones financieras y entidades bancarias, pues les permite conocer la capacidad de pago o endeudamiento de los usuarios, verificando el nivel de riesgo de cada persona para determinar si realmente puede hacer frente a las deudas adquiridas y a potenciales nuevas deudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.