Mascarillas FFP3 homologadas para no bajar la guardia ahora

Mascarilla FFP3

Con los avances de la pandemia, es cada vez mayor la preocupación por mantenerse protegido en todo momento. Sin embargo, con la llegada de las vacunas, se ha logrado tener una esperanza de pronta mejoría de la situación. Pero lo más importante es tener claro que no se debe bajar la guardia en ningún momento, y para ello, un complemento ideal es la mascarilla FFP3 homologada

Las diversas variantes del COVID-19 han provocado una nueva preocupación en la sociedad, por lo que se requiere de un mayor reforzamiento de las medidas de prevención. Las mascarillas han jugado un papel fundamental en este aspecto, siendo el modelo FFP3 uno de los más solicitados en la actualidad. 

Sin embargo, el principal aspecto que se debe tomar en consideración a la hora de seleccionar una mascarilla FFP3 es que sea homologada, ya que esta es la única garantía de que pueda otorgar la protección ofrecida. 

¿Cómo distinguir una mascarilla FFP3 homologada?

Lo primero que debes tener claro es que las mascarillas se clasifican de acuerdo a su función. Las FFP3 se encuentran dentro del tipo de mascarillas EPI, conocidas como Equipo de Protección Individual y usualmente se recomiendan para personas que deben estar en  contacto permanente con personas enfermas. 

Éstas se clasifican en FFP1, FFP2 y FFP3, diferenciándose entre sí por el grado de protección que otorgan y el tipo de filtro que emplean. Las FFP3 representan el tipo de mascarilla que mayor grado de protección otorga, siendo útiles tanto para evitar contagiar a alguien como para no ser contagiados. 

Para distinguir una mascarilla FFP3 homologada, se deben tomar en consideración ciertos aspectos que deben estar demarcados en la superficie de la misma. Entre ellos encontrarás: 

Tipo de mascarilla 

Se deben leer claramente las siglas que identifique que la mascarilla es FFP3. Estas siglas provienen de su denominación en inglés “filtering face pieces” que se traduce en piezas para el filtrado facial y el número 3 indica la eficacia de filtración, en este caso es de 98%. 

Certificado europeo:

Este se marca con las siglas CE, seguido de 4 dígitos e indica que la mascarilla cumple con la legislación. Los números que acompañan las siglas CE se otorgan al fabricante por parte del organismo supervisor, que es lo que indica que la mascarilla ha pasado por un proceso de homologación satisfactorio. 

Estándar de calidad 

Toda mascarilla FFP3 homologada debe cumplir con la normativa que indica su estándar de calidad. Esta se rige por la norma UNE EN-149: 2001+A1:2009, la cual debe ir claramente denotada en la superficie de la mascarilla. 

Modelo de mascarilla: 

Estas mascarillas deben especificar la funcionalidad de la misma, indicando con las siglas adecuadas si la mascarilla es Reutilizable (R) o No Reutilizable (NR). 

Fabricante: 

Finalmente, en la superficie de la mascarilla FFP3 homologada usualmente se especifica el nombre de la empresa fabricante. 

Precauciones de uso

Lo más importante para asegurar que la protección de la mascarilla sea la indicada, es hacer un uso correcto de la misma. Por ello te indicamos las precauciones que debes tomar en cuenta en todo momento: 

  • Antes de colocarte la mascarilla FFP3 homologada y después de quitártela, debes lavarte muy bien las manos.  
  • No usarla por más horas de las indicadas por el fabricante. 
  • En caso de que se humedezca, debes retirarla y cambiarla por una nueva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.