Madrid adjudica a una empresa privada un contrato para rastrear contactos de positivos

diaz_ayuso_videoconferencia_de_presidentes

Simón evita entrar en polémica con el gobierno de Díaz Ayuso: “La Comunidad está haciendo un buen trabajo”.

“No voy a entrar en el juego del enfrentamiento de cifras. Los datos están ahí. Quien quiera discutir, que lo haga, pero a mí lo que me preocupa es que se controle la transmisión del virus”. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, evitó así reavivar la polémica entre el Ministerio de Sanidad y la Comunidad de Madrid sobre la incompatibilidad de los datos de casos asintomáticos que reporta la región . El epidemiólogo afirmó la semana pasada que la cifra bordeaba el 15%, mientras que el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, la elevaba hasta el 70% y acusaba Simón hacer de político y no de científico. “Madrid está haciendo un buen trabajo”, ha afirmado este lunes el experto,

Pero si la Comunidad de Madrid ha vuelto a acaparar buena parte de la sesión informativa del comité técnico del coronavirus no ha sido por un aumento repentino de los contagios. De hecho, la evolución de los datos epidemiológicos -ha registrado 224, según el informe del ministerio- ha pasado a un segundo plano y la atención lo ha copado el nuevo movimiento del gobierno de Isabel Díaz Ayuso. La Comunidad adjudicó el viernes de emergencia ya dicho el servicio de rastreadores de Covid-19 a la entidad Quirón Prevención.

Fue la dirección general de Salud Pública de la conselleria de Sanidad madrileña la que firmó la resolución el viernes 7 de agosto. El contrato, que tiene un valor de casi 200.000 euros, se ha tramitado por el procedimiento de emergencia, tal como figura en el portal de contratación pública de la comunidad. Se especifica que la entidad privada -que cuelga del grupo hospitalario más grande del Estado, QuirónSalud- será la encargada de la tarea de rastreo de casos y contactos estrechos de positivos de coronavirus mediante encuestas. 

El servicio, formado por veinte auxiliares de enfermería y dos médicos que trabajarán en dos turnos, tendrá una duración aproximada de tres meses y un coste de 194.223 euros y, según se fija en la resolución, se deberán hacer entre 190 y 220 encuestas al día. La conselleria justifica el contrato de emergencia con con el incremento de casos y asegura que ante una “emergencia de carácter inaplazable” como ésta quien tiene que hacer el rastreo es un proveedor externo con experiencia. La memoria del contrato afirma que Quirón Prevención es la única empresa que puede realizar esta tarea, ya que cuenta con “las instalaciones y el equipo requerido”. 

CCOO califica el contrato de “desvergüenza”

La lluvia de críticas no se hizo esperar. La secretaría de la sección de Sanidad de CCOO Madrid, Rosa María Cuadrado, calificó de ” desvergüenza” la contratación “sin publicidad, con nocturnidad y alevosía” con Quirón Prevención. Sobre todo, ha subrayado, para que estos rastreadores deberían haber contratado “hace más de dos meses, antes de iniciar la desescalada”. También el Colegio de Médicos de Madrid (ICOM) se ha referido al acuerdo con el grupo hospitalario como un “parche” para resolver la ausencia de rastreadores “cuando ya hay suficientes profesionales cualificados para hacer este trabajo”. 

Unas declaraciones muy similares a las que hizo la atención primaria catalana cuando  Cataluña también recurrió al procedimiento de emergencia para externalizar el servicio de seguimiento de contactos positivos de Covid-19 a Ferroser , filial de la multinacional española Ferrovial. Lo hizo el 29 de mayo, con el aval del gerente del Sistema de Emergencias Médicas (SEM), Antoni Encinas, para adjudicar el contrato a la entidad privada por un máximo de 17,7 millones de euros. La situación no se ha resuelto todavía, pero Salud afirmó que quería revertir la externalización y que trabajaba para determinar la compensación que deberá pagar a Ferroser por la rescisión del contrato.

Simón, por su parte, se ha desmarcado y se limitó a afirmar que la pandemia requiere un sistema eficiente de seguimiento de contactos y que las administraciones son las encargadas de decidir cuál es. ” Personalmente prefiero los contratos públicos, pero s y han decidido que deben hacerlo mediante una empresa privada, sólo me interesa saber si es eficiente para la evolución de la pandemia”, resumió. Hasta ahora, ha continuado,  la Comunidad está haciendo “un buen trabajo” para intentar controlar la epidemia de acuerdo “con sus capacidades”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.