Los casos de dopaje más sonados de la historia del deporte

Doping en el deporte

Numerosos atletas han sido sancionados por tratar de hacer trampas. Los casos de dopaje han salpicado a lo largo de la historia a toda clase de disciplinas deportivas.

En el pasado, los organismos internacionales eran más laxos en la persecución de estas prácticas y resultaba más complicado detectar determinadas sustancias prohibidas. Hoy existen más mecanismos para pillar al deportista que hace trampas y le son aplicadas severas medidas disciplinarias.

El dopaje en el ciclismo

El ciclismo es, probablemente, el deporte que más se ha visto salpicado por casos de dopaje en los últimos años, afectando a algunos de los ciclistas más celebrados. El caso más mediático y trascendental es el de Lance Armstrong.

Era considerado el mejor ciclista de la historia, por delante de Miguel Indurain, al haber ganado en siete ocasiones la prueba más prestigiosa del mundo, el Tour de Francia. Tras diversas investigaciones y años después de sus glorias deportivas, Armstrong admitió su culpa: en enero de 2013 admitió haber utilizado de forma sistemática EPO, testosterona y transfusiones de sangre. Le fueron retirados sus Tours.

El dopaje en el atletismo

El atletismo también ha conocido muchos casos de dopaje famosos, sobre todo relacionados con la consecución de medallas en Juegos Olímpicos. En 2007, la velocista estadounidense Marion Jones se vio obligada a devolver las cinco medallas que ganó en los Juegos Olímpicos de Sidney tras haberse dopado.

Marion Jones doping
Marion Jones se vio obligada a devolver las cinco medallas que ganó en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000.

Jones consumió esteroides para aumentar su rendimiento deportivo y batir a sus rivales. Fue, además, suspendida durante dos años. Otro caso de atleta famoso inhabilitado fue el de Asafa Powell. Este corredor jamaicano, plusmarquista mundial de los 100 metros recibió 18 meses de sanción por dopaje en el año 2013.

El dopaje en el fútbol

En el fútbol los casos de dopaje no han sido tan numerosos como en el ciclismo o atletismo pero también hay deportistas célebres que se han visto afectados. Este es el caso del brasileño Romario, que llegó a militar en el FC Barcelona. En 2007 fue suspendido durante cuatro meses al dar positivo por finasterida, una sustancia que tomó durante años, en principio, para evitar la caída del cabello.

Otro caso aún más conocido fue el de la polémica estrella internacional argentina Diego Armando Maradona, considerado como uno de los mejores futbolistas de la historia pero rodeado siempre durante su carrera de controversia. En 1991 dio positivo por cocaína y fue inhabilitado para jugar al fútbol durante 15 meses. Además, en el mismo año, fue condenado a 14 meses de cárcel por tenencia de estupefacientes.

El dopaje en el tenis

El deporte de la raqueta tampoco se ha librado de tener sus casos famosos de dopaje. En el año 2000, la tenista Martina Higgins, una de las mejores del mundo al haber llegado a ganar hasta tres Opens, anunció su retirada de las pistas al haber dado positivo por cocaína en un control.

Más recientemente, en el año 2016, la rusa María Sharapova dio positivo por Meldonium, un medicamento para tratar afecciones cardíacas. Aunque empleaba este tratamiento por prescripción facultativa, el reglamento lo incluyó entre las sustancias dopantes en los primeros meses de ese año.

Te interesa: ¿Cuáles son los deportes con más aficionados en el mundo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.