Incasol lidera la lucha contra las enfermedades cardiovasculares en las Américas

Incasol medicamento cardiovascular

Tabaquismo, alcohol, diabetes, colesterol, sedentarismo, mala alimentación, sobrepeso… Son muchos los factores que perjudican al corazón. El Covid también ha influido en el agravamiento de las enfermedades coronarias. Algunas estadísticas señalan que estas dolencias son la principal causa de muerte en el mundo (18 millones de fallecimientos al año, según la OMS) y en la mayoría de los países de las Américas, donde se estima que provocan unos dos millones de muertes anualmente. Es decir, la mortalidad por fallo cardiaco en el continente americano representa más del once por ciento mundial.

Incasol lidera la lucha contra las enfermedades cardiovasculares en las Américas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), estas dolencias “son la principal causa de defunción en el mundo”: casi dieciocho millones de muertes al año, de los que casi dos millones (11,11%) se localizan en el continente americano.

Para poner estas cifras en valor, merece la pena destacar que América es el segundo continente con menos densidad de población de todo el planeta (25,3%), por detrás de Oceanía (4,46%), y que sus casi mil cien millones de habitantes representan poco menos del 14% de la población mundial.

Otra comparativa a tener en cuenta es la siguiente: si las enfermedades cardiovasculares son la causa de cerca de dos millones de muertes cada año en las Américas; el cáncer provoca más de un millón; la diabetes, cerca de trescientas mil personas; y las enfermedades respiratorias crónicas, unas dosciencias cincuenta mil.

La pandemia del Covid

La pandemia del Covid-19 ha influido en la afectación cardiovascular de manera muy importante. Tras numerosos estudios, los científicos médicos han comprobado que los pacientes recientemente recuperados de coronavirus presentan el ventrículo izquierdo con una fracción de eyección ligeramente más baja, discreto aumento del volumen y masa ventricular y aumento del miocardio.

Según estas investigaciones el 78% de los pacientes sometidos a sus estudios mostraban hallazgos anormales y ciertas alteraciones en la resonancia magnética nuclear cardiaca, sugestivas de inflamación miocárdica.

Esta afectación, en el caso de las Américas, es muy relevante. Hace poco saltaba la noticia de que en Estados Unidos ya se había rebasado el millón de fallecidos a causa de la pandemia. Pues bien, hasta el 11 de mayo de 2022, un total de 68 millones de casos de Coid-19 han sido registrados en América Latina y el Caribe.

Brasil es el país más afectado por esta pandemia en la región, con casi 31 millones de casos confirmados.

Argentina se ubica en segundo lugar, con aproximadamente 9,1 millones de infectados.

México, por su parte, ha registrado un total de 5,74 millones de casos.

Dentro de los países más afectados por el nuevo tipo de coronavirus en América Latina, también se encuentran Colombia (más de seis millones), Perú (3,6 millones), Chile (3,6 millones) y Ecuador (menos de 900 mil casos).

Malas costumbres

Las costumbres rutinarias “viciadas” son otro factor de riesgo. Un comportamiento viciado, como la inactividad física, el tabaquismo o la dieta no saludable, es causa segura de hipertensión, hiperglucemia e hiperlipidemia, insuficiencias cardiacas, sobrepeso y obesidad, entre otras consecuencias que pueden ser fatales.

Pero esta situación es evitable. Como mínimo, se puede prevenir con una dieta saludable, ejercicio físico, evitando el consumo de tabaco o la ingesta excesiva de alcohol.

Incasol cuida el corazón

En este contexto, surge Incasol, un medicamento que cuida el corazón, porque está “desarrollado para controlar, reducir y ralentizar las enfermedades cardíacas”, según su página web.

Su eficacia se basa en que relaja las paredes de las arterias, estabiliza la liberación de hormonas, reduce la glucosa e incrementa los niveles de oxígeno de carbono en la sangre. Favorece el flujo sanguíneo “limpio”, porque elimina la presencia de componentes grasos y del colesterol. Controla, reduce y ralentiza las enfermedades cardíacas. Es un medicamento nuevo, que en muy poco tiempo ha alcanzado una gran popularidad, especialmente en México. Se trata de un producto de vanguardia.

Incasol se toma al menos dos veces al día entre las comidas, durante tres semanas. No tiene efectos secundarios, puesto que sus ingredientes son naturales: extracto de uva (la uva es un ingrediente natural rico en polifenoles y que posee efectos antiinflamatorios en las arterias); extracto de té verde (que reduce toda la presión acumulada en las arterias y disminuye los niveles del colesterol en la sangre); vitaminas C y E, minerales y extracto de ajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.