Importancia de la comunicación interna en la empresa y herramientas para mejorarla

Comunicación interna en la empresa

Es innegable que la comunicación interna es imprescindible para el buen funcionamiento y el desarrollo de cualquier empresa. Sin ella, no es posible coordinar las tareas de manera eficaz, integrar a los empleados y llevar a buen puerto los valores de la organización.

¿Pero qué es la comunicación Interna exactamente?

La comunicación interna es la transmisión de información de la organización empresarial entre los distintos departamentos a través de sus canales internos. Puede ser de dos tipos principalmente:

1.- Comunicación interna vertical. Tiene lugar entre empleados de diferentes puestos y distintas jerarquías, pudiendo ser ascendente cuando se establece de abajo hacia arriba (envío de informes) o descendente de arriba hacia abajo (instrucciones). 

2.- Comunicación interna horizontal. Se produce cuando el intercambio de información se lleva a cabo entre empleados de la misma jerarquía. Este tipo de comunicación se suele desarrollar en equipo y se utiliza para monitorear la ejecución de las actividades o solucionar posibles incidencias. 

Importancia de tener una buena comunicación interna en la empresa

Entre otras muchas cosas, las políticas de comunicación interna son responsables de la interacción y compromiso de los empleados lo que a corto y largo plazo conducirá a la motivación y al compromiso e impactará muy favorablemente en la satisfacción y fidelización de los clientes de la empresa.

  • Para empezar, una buena comunicación interna mejora la efectividad de la empresa. Es más fácil para los empleados aprender sobre cambios comerciales, nuevos objetivos o situaciones que enfrenta la empresa en un momento dado.
  • Por otra parte, mantiene a los trabajadores informados de todos los acontecimientos que suceden en la empresa. Cuanta más información tengan tus trabajadores, mejor será su trabajo en equipo y su trabajo individual y mayor la facilidad de responder rápidamente ante los cambios que puedan surgir,
  • Igualmente y en línea con el punto anterior, contando con la opinión e ideas de los trabajadores la resolución de conflictos será mucho más sencilla y habrá una mayor credibilidad y transparencia.
  • Asimismo, gracias a una buena comunicación interna se fomenta la confianza entre la plantilla, evitando y eliminado problemas de territorialidad y disminuyendo la probable rotación de empleados por esta causa.
  • Además, propicia que los empleados se encuentren más integrados en el negocio, que se sientan parte de lo que es realmente importante para la empresa, generándose con ello una sensación de unidad y comprometiéndose con ella. 

En cuanto a las herramientas que se pueden utilizar para mejorar la comunicación interna

Para que una organización triunfe en la viabilidad de su comunicación interna es posible implementar varias medidas. Veamos a continuación algunas de las más efectivas.

  • Incorporar manuales corporativos que instruyan e informen a los empleados aportándoles operatividad y acortando considerablemente la curva del aprendizaje.
  • Fomentar el uso de diferentes canales de comunicación para monitorear el desempeño y la motivación de los empleados. No hay que perder de vista que en la actualidad son muchas las plataformas que pueden prestarte el apoyo necesario. Tanto Google Meet, como Zoom o Microsoft Teams posibilitan realizar videollamadas gratuitas, imprescindibles para realizar reuniones de equipo.
  • Apostar por el endomarketing, planificando actividades interactivas, valorando el desempeño personal e incluyendo a los trabajadores en la toma de decisiones, haciéndoles partícipes de una comunicación empática y sincera.
  • Organizar breves entrevistas entre empleados y sus responsables que enriquezcan el ambiente laboral. 
  • Promover jornadas de team builiding. Las actividades lúdicas y divertidas constituyen una excelente oportunidad para que el personal se conozca y se sienta afianzado y cómodo en la empresa.
  • Implementar un programa de recursos humanos a medida que garantice a la compañía gestionar sus diversos proyectos de forma organizada, ordenada y rápida. 

Cabe señalar que este tipo de aplicaciones informáticas han sido diseñadas y creadas parfa facilitar la gestión de sus tareas laborales en el día a día. 

También tienen capacidad para mejorar la relación entre negocio, empleados y clientes, permitiendo crear y compartir archivos, proyectos, efectuar facturas y albaranes, enviar y recibir imágenes, establecer fechas y eventos en el calendario, disponer de una agenda online en la que mantener todos los pendientes apuntados y mucho más.

En definitiva, consiguen mantener bajo control la empresa. De hecho, el mismo software cuenta con herramientas que permiten llevar un registro de las unidades disponibles en stock, algo verdaramente útil para negocios que operan con productos materiales.

¡Y por si no fuera suficiente!

Es posible adaptar y personalizar cada programa según las necesidades de cada organización pagando únicamente por lo que se pide. De este modo, ciertas funcionalidades se modifican ajustándose a la realidad empresarial de la compañía.

Eso sí, desde aquí te recomendamos que a la hora de adquirir tu programa solicites el asesoramiento de un experto equipo de profesionales como el que encontrarás en Sesame, un portal seguro y confiable que cuenta con una amplia trayectoria en el sector y que te garantiza unos óptimos resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.