/¿Qué es la herencia legítima y cómo se calcula?
Que es la legitima

¿Qué es la herencia legítima y cómo se calcula?

La legítima de una herencia es aquella que aparece definida en el artículo 806 del Código Civil, y señala que ésta es la porción de bienes que el testador no puede disponer por haberla reservado la ley a determinados herederos. A estos últimos se les llama, por eso, herederos forzosos.

Dicho de otra manera, la legítima equivale al tercio de la misma que corresponderá a los descendientes del fallecido (herederos legítimos). Si no hay hijos, dicha parte proporcional será para los ascendientes o para el cónyuge del testador.

¿Se puede anular la legítima?

La legítima de una herencia, por norma general, no se puede anular. Pero lo cierto es que siempre hay situaciones excepcionales en las que se desheredan por completo a los hijos y se les deja incluso sin la legítima. Ante estas situaciones cabe destacar que sólo puede anularse la legítima si se da alguna de las causas que se recogen en el Código Civil.

Que es la legitima

Del mismo modo, tampoco es posible pactar la renuncia a la legítima mientras el testador esté en vida, pues esto está considerado como nulo a nivel legal. Por tanto, la única manera legal que existe para que un heredero forzoso renuncie a la legítima es con una renuncia legal explícita. Ésta debe hacerse una vez se haya abierto la sucesión que marca el testamento.

En estos casos, si la legítima cuenta con obligaciones, los herederos tienen la posibilidad de presentar la renuncia total a la misma a través de una escritura pública.

¿Quiénes son los herederos forzosos?

Se entiende por herederos forzosos a los hijos y descendientes directos, padres, ascendientes y viudos, a quienes se concede ese parcial de la herencia. Siempre son en ese orden.

¿Cómo se calcula la legítima?

Calcular la legítima es necesario para conocer qué cantidad debe recibir un heredero forzoso. Para ello, se debe calcular el valor de los bienes relictos en el momento en que se adjudica la herencia. Es decir, los bienes relictos hacen referencia al conjunto de bienes, derechos y obligaciones que conforman el patrimonio a repartir.

Para poder calcular la legítima se utilizan dos operaciones: la computación y la imputación. La computación es el cálculo de los bienes menos las deudas del testamentario, y a esta cifra se le suman las donaciones que el fallecido haya realizado en vida, las cuales se valoran en el momento de la sucesión. Así, la imputación es la operación que permite comprobar los legados y las donaciones, para ubicarlos en la parte de la herencia que corresponde; pues como hemos dicho la herencia se divide en tres tercios.

Hay que destacar que no se deben confundir estos términos con la colación, la cual es una operación necesaria que sirve para determinar la participación que han de tener los herederos forzosos en la herencia. No hay que olvidar que la legítima siempre se divide entre el número de personas que están legitimadas para recibir esa parte de la herencia.

Leer también: Cómo calcular la pensión de jubilación en España.