Estudiando los beneficios de las semillas de cannabis

Estudiando los beneficios de las semillas de cannabis

Las semillas de cannabis son aquellas que vienen de cualquier planta de la familia Cannabis. Sueles estar separadas en dos categorías: Semillas de cáñamo y semillas de marihuana. La diferencia en valor nutricional es mínima, con la mayor distinción entre estas dos es que una tiene un contenido moderado de THC, y la otra -cáñamo- no contiene casi nada.

En este artículo nos dedicaremos a hablar de los beneficios de estas semillas clic aquí para informationes.

Son muy nutritivas

Las semillas de cannabis tienen un alto valor nutritivo. Las podemos encontrar en dos tipos diferentes de presentaciones: Sin cáscara, directamente envasadas como un alimento, o con cáscara -y mucha más fibra-, un producto que puede ser tanto consumido como plantado.

Más del 30% del contenido nutricional de estas pequeñas semillas viene de las grasas. Entre estas, destacan dos ácidos grasos: El omega 3 y el omega 6, que son claves para la salud de tu cuerpo.

También es notable la presencia de un ácido graso muy especial, el ácido gama-linolénico, que es muy difícil de encontrar en otros alimentos, y más todavía en la concentración que encontramos en las semillas de cannabis. El ácido gama-linolénico ayuda al cuerpo a regular de manera natural el nivel de hormonas, ayudando a un montón de condiciones como el acné y el síndrome premenstrual.

Las semillas de cannabis pueden ser consumidas de cualquier manera. Hay gente que las tuesta, tal y como tostamos las pipas, y se las come con cáscara y todo. También es posible usarlas como topping en helado o ensaladas. Es muy popular en asia la leche de cannabis: Simplemente licúa estas semillas con agua, azúcar y tienes una bebida súper nutricional. 

Semillas de cáñamo

Cuidan la salud de tu piel

Gracias a la alta presencia de ácidos grasos en las semillas de cannabis, la salud de tu piel mejora al consumirlas diariamente. Desde acné hasta el eczema, una gran variedad de condiciones dermatológicas que nos afectan pueden ser combatidas con el simple hecho de añadir estas semillas a nuestra dieta.

Tanto el omega 3 como el omega 6 ayudan a nuestro sistema inmune a combatir infecciones: Hongos que se encuentran en nuestra piel y hasta bacterias que ocasionan inflamación e irritación se aprovechan de nosotros cuando estamos vulnerables. El consumo de omega 3 y omega 6, que encontramos de sobra en estas semillas, ayuda a combatir este tipo de condiciones.

También está el ácido gama-linolénico, que ayuda a prevenir desniveles e imbalances a nivel hormonal, que pueden causar acné.

Ayudan a la digestión

En las semillas de cáñamo encontramos los dos tipos de fibra que nuestro cuerpo necesita: Fibra soluble y fibra insoluble.

La fibra soluble facilita la digestión y, más importante, el paso de la comida a través de nuestros intestinos. Mientras más fibra consumamos, mejor para la salud de nuestro intestino y nuestro colon. La fibra insoluble, en cambio, hace la mayoría del trabajo en el propio estómago. Esta fibra al ser digerida se convierte en una sustancia gelatinosa que permanece en el estómago durante algún tiempo. Esta sustancia funciona como sustento para las bacterias en nuestro estómago que nos ayudan a hacer la digestión.

También está demostrado que el consumo de fibra ayuda a nuestro cuerpo a regular los niveles de insulina en nuestra sangre, previniendo así la diabetes y otras enfermedades cardiovasculares.

Para disfrutar de los beneficios de estas semillas, que pueden ser compradas online en sitios como Sensoryseeds, se recomienda consumirlas regularmente. Con una dosis (30g) al día, pero todos los días de la semana, es suficiente para ver los beneficios de las semillas de cannabis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.