Estrategias de marketing: haga lo que todos los demás, pero con un giro

Estrategias Tácticas Marketing

El mundo del marketing puede resultar bastante complejo para quienes tienen pocas habilidades en el tema. Es necesario conocer una serie de conceptos básicos, analizar una gran cantidad de información y considerar muchas variables antes de ejecutar una estrategia, por lo cual suele ser más adecuado delegar esta tarea a equipos profesionales con suficiente experiencia.

Sin embargo, las tácticas de marketing específicas que se pueden aplicar pueden ser simples adaptaciones de las estrategias seguidas y probadas por los competidores. Podemos hacer exactamente lo mismo que hacen todos los demás, pero utilizando la creatividad para dar un giro que permita destacar entre la competencia.

Estrategias competitivas genéricas

Michael Porter desarrolló el concepto de ventaja competitiva en el año 1985. En el mundo empresarial se definen las ventajas competitivas como el conjunto de características que destacar a una compañía frente a sus competidores, permitiendo que se desmarque de ellas y se coloque en una posición superior en la percepción del consumidor.

Estrategias competitivas genéricas de marketing

Se trata de un proceso que puede ser replicado por todas las empresas de cualquier nicho de negocio. Lo importante, o la clave del éxito de las estrategias de diferenciación, es tomar como guía alguna de las tres vías establecidas y probadas para alcanzar el objetivo:

  1. Liderazgo en costes. Es decir, que tenga la capacidad de producir y vender el mismo producto a un precio inferior a sus competidores, orientándose a satisfacer las necesidades de los clientes que enfocan su decisión de compra en el precio.
  2. Estrategia de diferenciación. Se trata de dotar al producto de una cualidad o característica que lo haga único, posicionándolo como superior en la mente del consumidor. Esto permite a la marca poder cobrar un precio adicional por ese valor agregado.
  3. Estrategia de enfoque. Intenta centrarse en un segmento del mercado, desarrollando productos y servicios especializados que atiendan una necesidad particular o un nicho desatendido. Esto abre la posibilidad de que la empresa o marca se desvincule de la competencia.

En cualquier caso, elegir alguna de las tres estrategias genéricas y adaptarlas al caso particular de nuestro negocio implica la ejecución de un diagnóstico estratégico, para luego realizar un análisis completo de la información obtenida. Solo entonces existirá la posibilidad de elegir entre algunas de las estrategias antes mencionadas.

A partir de un análisis FODA es posible determinar las fortalezas, ventajas, desventajas del modelo de negocio o del producto que se desea comercializar y proceder a trazar la estrategia que se debería seguir. Si no se lleva a cabo este procedimiento, es posible que las probabilidades de éxito del producto en el mercado sean inferiores.

Un campo importante en el cual todas las marcas y empresas actuales deberían competir es en el entorno digital, por medio de estrategias de marketing de contenido. Cuando se llega a esta etapa, se entiende cuál es la importancia del SEO y cómo es capaz de influenciar en las decisiones de compra de los clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.