Entendiendo las bombillas LED, sus tipos y la variedad de precios

Bombillas LED

Ahora que ya estamos más familiarizados con las bombillas LED, podemos analizar los tipos de focos LED disponibles en el mercado.

Actualmente se están desarrollando multitud de tipos, Asia y Estados Unidos son las regiones con los centros de producción más extensos de este tipo de iluminación.

Existen tantas bombillas LED como necesidades particulares de iluminación, pero antes de analizarlas, necesitamos conocer algunos detalles importantes sobre la iluminación LED.

¿Son todas las bombillas LED iguales?

Cuando acudimos a comprar un foco LED, podemos encontrarnos con una gama de modelos tan amplia que puede resultar confuso. Y lo peor es que además de la variedad de modelos, también hay una enorme diferencia de precio. ¿Cómo sabemos qué bombillas LED son las mejores o las más aconsejables?

Se pueden encontrar modelos de bombillas LED que usan pocos LED, de 3 a 5, y otras que usan grandes cantidades, cerca de veinte LEDs o más.

Decidir cuáles son mejores o peores es difícil, ya que depende de varios factores. Primero, la calidad de los LED. La cantidad de luz que emita un LED, va a depender principalmente de la cantidad de material activo (aquel que convierte la electricidad en fotones) que estos posean. Dependiendo de esto, el precio de los LED se encarece y, con ellos, también el de la bombilla.

Para evitar el uso de LEDs más costosos, los conocidos como LEDs de alta densidad, algunos fabricantes incluyen 12, 20 o más LEDs de menor calidad en sus bombillas. Pero, por supuesto, esto plantea algunos problemas. Si están puestos en serie, cuando uno falla, fallarán el resto, por lo que se acorta la vida útil de la bombilla. Además, la necesidad de una mayor cantidad de energía para obtener una intensidad de luz similar a la de un LED de alta densidad, hará que la bombilla se deteriore antes.

Finalmente, como el calor generado es mayor, si la disipación de calor no es buena, esto también influirá en que dejen de funcionar rápidamente.

Entonces ¿es una bombilla con muchos LED mala? No, siempre que el LED sea de buena calidad.

Hay fabricantes que deciden colocar más cantidad de LEDs de buena calidad en sus bombillas para así forzar menos cada LED, prolongando su vida útil. Por lo tanto, estas bombillas reciben la misma luz que aquellas con pocos LED y con mayor intensidad eléctrica.

En resumen, la cantidad de luz de un foco LED depende de la calidad del LED que se utilice y de la intensidad eléctrica.

¿Qué bombilla LED debo comprar?

Bueno, algunos dirían que las más caras. Y, aunque tienen parte de razón, hay otros detalles a tener en cuenta y un precio alto no garantiza el mejor rendimiento.

Existen innumerables marcas de bombillas y focos LED precio en el mercado. Así, lo que tenemos que hacer es comparar las características de las diferentes bombillas.

Así, a pesar de que los LED emiten menos calor, es importante que tengan un buen sistema de disipación de calor. Al observar el acabado de la bombilla, puede observarse fácilmente. Las diferencias de precios tan dispares entre modelos que a simple vista ofrecen una cantidad similar de luz, se deben precisamente a estos disipadores, a la electrónica interna y la calidad de los LED de las bombillas.

Actualmente, los principales fabricantes confían en 3 o 5 bombillas LED de alta intensidad que proporcionan prácticamente la misma luz que las bombillas halógenas equivalentes.

Bombillas LED, voltajes y tipos de casquillos

Al igual que con las bombillas halógenas, se pueden encontrar bombillas LED que funcionan conectándolas directamente a una corriente de 220V o que requieren un transformador intermedio porque funcionan con 12V.

Es importante conocer el tipo de bombillas que tenemos en cada habitación en las que queremos cambiar el tipo de luz. 

Tras ello, tendremos que encontrar bombillas LED con los casquillos adecuados, que pueden ir desde E27, que es un filamento de rosca típico, hasta tamaños más pequeños como E14 o las que utilizan las luces halógenas como GU10 o GU3.5 de las halógenas diédricas.

Es importante comprobar, si se utilizan bombillas que funcionan a 12V, que los transformadores estén en buen estado para evitar pérdidas de energía que compensen el ahorro que permiten los LED y sobre todo el calor que derivan de ellos, porque esto puede afectar la vida útil de la bombilla. Del mismo modo, en algunos casos podemos conectar varias bombillas al mismo transformador. 

Por su parte, muchos fabricantes aconsejan sustituir estos transformadores por otros más adecuados o incluso suprimirlos para que sea la bombilla la que convierta la corriente en corriente continua.

Conclusión

Como se ha visto, no todas las bombillas LED son iguales. La calidad del LED, el número de LEDs incluidos, el mecanismo de disipación de calor, etc. influyen mucho en el precio final. Aun así, la inversión inicial a la larga siempre resulta rentable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.