El Tesoro emite un bono a 30 años que registra la mayor demanda y participación de inversores internacionales de su historia

El Tesoro Público ha efectuado la segunda emisión sindicada del año, con un nuevo bono a 30 años por importe de 7.000 millones de euros.

Se trata de la mayor emisión a este plazo realizada por el Tesoro, que ha recibido una demanda de 60.143 millones de euros, la más alta registrada para un bono español a 30 años y que triplica la del último bono a 30 años emitido en febrero de 2020

El éxito de esta emisión se ha obtenido en un contexto volátil, tras el reciente anuncio del Banco Central Europeo, en línea con la esperada normalización de la política monetaria.

En lo referente a la demanda, los inversores no residentes han alcanzado una participación del 94,1% de la operación, lo que constituye también un máximo histórico de participación de cuentas internacionales en cualquier emisión del Tesoro, y refuerza la confianza de los inversores internacionales en la economía española.

Entre los inversores internacionales destacan Alemania, Austria y Suiza, con un 26,3% del total, el Reino Unido e Irlanda con un 22,3%, Francia e Italia, con un 22,1%, y otros inversores europeos con un 12,9%. Por su parte, los países escandinavos han participado en un 4,6%, mientras que Oriente Medio ha alcanzado el 4%, Asia un 0,7% y Estados Unidos y Canadá un 0,8%. Otros inversores han obtenido un 0,3% de la emisión.

La demanda ha estado repartida entre 446 cuentas inversoras, muy diversificadas tanto desde el punto de vista geográfico como por tipología de inversor. Esta elevada cifra demuestra el éxito de la apuesta del Tesoro por la diversificación de la demanda.

Atendiendo al tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las gestoras de fondos con un 40,1%, seguidas de las aseguradoras y fondos de pensiones, con un 18%, las tesorerías bancarias, con un 17,2%, y resto de las empresas de servicios bancarios, con un 9,6%. Los bancos centrales e instituciones oficiales han participado con un 4,3%, los fondos apalancados con un 4,8%, y otros inversores han representado un 6%.

El bono emitido hoy vence el 31 de octubre de 2052 y tiene un cupón del 1,90%. La rentabilidad se ha situado en el 1,903%, equivalente a 10 puntos básicos por encima de la actual referencia a 30 años (la Obligación del Estado con vencimiento en octubre 2050).

Con esta sindicación de 7.000 millones de euros el Tesoro lleva emitido un total de 45.781 millones de euros en lo que va de año (21,3% del programa de financiación a medio y largo plazo), a un coste del 0,44%, y el coste medio de la cartera de valores del Tesoro se sitúa en el 1,56%, manteniendo la tendencia a la baja de los últimos años. Por su parte, la vida media de la deuda del Estado en circulación sigue aumentando y alcanza un nuevo máximo de 8,19 años.

Banco Santander, BBVA, BNP Paribas, Citigroup, Crédit Agricole y Deutsche Bank han actuado como directores de esta emisión. El resto del grupo de Creadores de Mercado de Bonos y Obligaciones del Estado han actuado como codirectores.

Fuente: Moncloa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.