Consejos para reformar un baño pequeño

Baño pequeño

Muchas personas se sienten más cómodas en baños pequeños que en baños grandes, no obstante, a todos nos gusta tener espacio y sentirnos a gusto, sobre todo si queremos relajarnos.

Se puede conseguir un baño más grande con pequeños cambios, de hecho, no será necesario hacer obra ni tirar ningún muro, bastará con optimizar el espacio existente, y algunas empresas como Expobath, disponen de productos, como mamparas de ducha online, para facilitar este tipo de pequeñas reformas.

Como decimos, ya no es necesario embarcarse en grandes obras para conseguir mucho espacio en el baño. La opción más inteligente, y la que la gran mayoría de los usuarios solicitan, es la de mantener el mismo espacio de sus baños actuales; pero realizar los cambios necesario y justos para que la sensación de tamaño aumente y el espacio real se aproveche en toda su capacidad.

Muchas veces somos nosotros mismos quienes, sin darnos demasiada cuenta, tendemos a empequeñecer el baño llenándolo de objetos inservibles y resistiéndonos a reaprovechar los espacios clave que nos ofrece el lugar para reubicarlo todo de forma más ergonómica.

Por eso, antes de empezar una reforma, puede ser muy interesante saber cómo y dónde se puede ganar espacio.

Unos consejos para que vayas ahorrando espacio.

Si no es tu intención hacer una reforma, por pequeña que sea, en tu baño, bastará con que sigas estos consejos  o técnicas para conseguir ahorrar y maximizar el espacio del que realmente dispones.

1. El primer consejo es el más lógico de todos: deshacerte de todo aquello que no necesites. Esto es: muebles, cubos de ropa sucia viejos, papeleras escondidas, elementos decorativos o, incluso, decoración que ocupe mucho y que, en el fondo, ya no soportas.

2. Una vez eliminado el sobrante, es el momento de recolocar convenientemente lo que quede. Para ello, es bueno colocar estanterías colgantes, sobre todo en la ducha, para evitar tener que dejar productos encima del lavabo, sobre el wc o en lugares inaccesibles. En el baño la comodidad lo es todo.

3. Uno de los cambios más notorios es el de la bañera. Es cierto que mucha gente vuelve a instalarse bañeras; pero lo hacen en baños verdaderamente amplios, no es pequeños. Si tu baño es de los minúsculos, pero con bañera (un baño antiguo, en definitiva), lo mejor que puedes hacer es cambiarla por un plato de ducha: son funcionales, cómodos, vistosos y regalan espacio.

4. Un siguiente paso es modernizar la sensación que ofrece el baño. Para ello, lo mejor que se puede hacer es cambiar las baldosas y azulejos por otros modernos que ofrezcan una dinámica cromática renovada. 

5. Los espejos son fundamentales en todos los baño. Si eres de los que conserva uno enrome colgando de la pared, puedes sustituirlo por otro más pequeño que juegue con otro tipo de formas geométricas. Esto ayuda a que la vista no se dirija siempre hacia la masa que forma una figura rectangular colgada en todo el centro de una estancia.

6. Para finalizar: pinta las paredes del baño. Es lo último y, si no lo has revestido de azulejo, es decir, que conserva las paredes naturales, te bastará con encontrar un color relajante con el que deleitarte cada vez que entres.

Estos cambios no son caros y sí muy vistosos, por eso los recomendamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.