/Cerraduras de seguridad antibumping, la mejor opción para proteger tu casa
Cerraduras antibumping

Cerraduras de seguridad antibumping, la mejor opción para proteger tu casa

Las cerraduras antibumping son una efectiva forma de combatir el bumping. Este, es un método que inicialmente fue usado por los cerrajeros para acceder por petición de los dueños y con su previa autorización a una propiedad. Sin embargo, en el transcurso de los años se ha popularizado esta técnica entre los ladrones, quienes la emplean para acceder con facilidad a las viviendas o negocios en pocos minutos.

Si una propiedad es vulnerada usando el método bumping no quedarán evidencias a simple vista de su ejecución. Hasta tal punto que han existido casos en los que las agencias de seguros, por la falta de estas pruebas de robo forzado en las puertas que dan acceso a locales o casas que han sido sustraídas, no han cubierto las pérdidas ocasionadas en estos robos. Es por ello que las cerraduras antibumping son de suma importancia en la actualidad.

¿Qué son las cerraduras antibumping?

Este tipo de cerraduras tienen incorporado un potente sistema para impedir la alteración de sus pitones y muelles interiores. Estos están distribuidos de forma circular, lo cual imposibilita el uso de una ganzúa o de cualquier instrumento manual que permita abrir una puerta. Además, las cerraduras antibumping, son resistentes a la cizalla y al uso de taladros.

Cerradura AntiBumping de la firma Tesa
Cerradura AntiBumping de la firma Tesa.

Existen diferentes fabricantes, pero todos concuerdan en la intención de hacer que los pitones internos de la cerradura se mantengan invariables ante cualquier intento de manipulación.

Ventajas que aportan la instalación de cerraduras antibumping

Las cerraduras antibumping son un eficaz método para combatir el acceso de personal no autorizado a una propiedad, estas mejoran la seguridad y protección de los espacios cerrados. Entre las ventajas de instalar este tipo de cerraduras de seguridad se encuentran las siguientes:

No permiten que ninguna llave bump abra la cerradura. Ayudan a reducir la entrada de ladrones o personas no autorizadas. Favorecen el fracaso de intentos de robo o asalto de viviendas y/o negocios. En la mayoría de los casos, los intentos fallidos del ladrón hacen que este desista de la intención de entrar. Esta técnica proporciona mayor tranquilidad en el interior de una vivienda, pues la convierte en un espacio menos vulnerable.

Se ha comprobado que este tipo de cerradura es de las más seguras que se pueden adquirir en el mercado. Los sistemas con este mecanismo de cierre, están protegidos por cilindros que contienen pitones que no permiten su modificación o alteración.

De forma general se puede decir que las cerraduras antibumping proporcionan mayor seguridad y minimizan la posibilidad de sufrir un robo. Asimismo, constituye una excelente práctica incorporar escudos que dificulten a los ladrones ver el modelo y la marca de las cerraduras.

Existen diferentes fabricantes, por lo en el momento de la compra es recomendable solicitar opiniones de cerrajeros profesionales que puedan facilitar la correcta elección. Por último, y no menos importante es el hecho de que el número de pitones es directamente proporcional con el grado de protección que aporta la cerradura, osea, cuantos más pitones posea, más segura es la cerradura.

Te interesa: Consejos para contratar tu seguro de hogar.