Causas principales del atasco de tuberías

Principales causas de atasco en tuberías

En más de una ocasión seguro que te has enfrentado a algún atasco en las tuberías de tu casa, da igual que sea en la cocina, en la ducha, el lavabo… en mayor o menor medida, siempre acaba pasando. El problema es cuando no sabemos determinar cuál ha sido el causante y, por lo tanto, cuesta más poner solución. Veamos cuáles son las causas más comunes que provocan un atasco en las tuberías.

Principales causantes del atasco en tuberías

Teniendo en tus manos cierta información será más sencillo determinar la posible solución al problema, que en la mayoría de casos pasará por echar mano de un buen desatascador de tuberías. Por eso, toma nota de los principales motivos que suelen estar detrás de los atascos de las tuberías de nuestro hogar.

Tirar residuos

Empecemos por hablar de un error clásico que cometemos y que en la mayoría de casos acaba en desagües lentos o atascados: el deshacernos de residuos por el fregadero o el WC. Tirar aceites, restos de comida, café, o, en el baño también tampones o toallitas, es una de las principales causas del estancamiento de agua en las tuberías.

Tuberías muy viejas

Con el paso del tiempo las tuberías se van a ir desgastando, perdiendo sus propiedades internas deslizantes. Esto provoca que los residuos que por ellas pasan, por muy pequeños que sean, se puedan ir acumulando en sus resquicios bloqueando el paso del agua.

Además de por desgaste, también se pueden producir pequeñas roturas, lo cual influye de la misma manera.

La cal

Sin duda, otra de las causas de los atascos en tuberías más frecuentes. Cuando la cal tiene una dureza alta (de entre 200 a 400 mg/l de carbonato cálcico) o muy alta (más de 400mg/l) es muy común que esta se acumule en las tuberías, lo que propiciará atascos.

Una instalación mal construida

Es importante que la instalación de las tuberías del hogar no contenga un exceso de giros y si los tiene, que sean de 90º. Los giros de menos grados pueden no facilitar el movimiento del agua, lo que hará que en ciertas zonas se acumulen residuos formando bloqueos.

Del mismo modo, las tuberías que cuentan con muy poca inclinación son tendentes a sufrir atascos, pues esa escasa pendiente hace que la salida de agua sea más lenta. Esto facilita el depósito de residuos que acabarán por atascarla. El mínimo de pendiente debe ser del 2%.

Malas derivaciones que vienen de la llave de paso

No poseer las derivaciones correctas desde la llave de paso será otra de las causas de atasco, sobre todo teniendo en cuenta que la totalidad del agua potable de la casa procede de la misma.

Sección inadecuada

Cuando la tubería no cuenta con la capacidad de evacuar con la rapidez necesaria cierta cantidad de agua, los atascos estarán a la orden del día. Por ello es necesario que posean una sección que no sea inferior a la apropiada.

Como veis, hay ciertas causas que podemos evitar por nuestra propia voluntad, pero hay otras que se escapan de nuestras manos. Por ello, lo mejor es que ante los atascos de cierta consideración, siempre contratemos los servicios de un fontanero para poner solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.