Causas del encendido del testigo de avería del coche

Testigo de avería del coche

En cada ocasión que nuestro coche sufre un fallo o avería, en nuestro cuadro de instrumentos se iluminará un testigo de color amarillo o rojo, el cual estaría indicando la presencia de un mal funcionamiento de alguno de los componentes del coche. Cuando esto ocurre, es frecuente realizar la búsqueda de un taller cerca de mi, donde ayuden a solventar el inconveniente.

Respecto a las posibles causas por las que se puede encender un testigo de avería, la lista es bastante amplia. La mayor parte de las veces, el conductor llegaría a notar el fallo o comportamiento extraño del coche desde antes que los avisos luminosos con símbolos se enciendan.

10 causas principales por las que se enciende el testigo de avería del coche

Para un conductor es importante conocer lo que significan estos símbolos y las razones por las que aparecen. En las siguientes líneas conocerás las 10 principales causas por las que se enciende un testigo avería y, con esta información, podrás arreglar cualquier desperfecto de la forma más rápida posible para una conducción segura en la carretera.

  1. Fallo en el sensor de oxígeno. Una gran parte de las reparaciones más comunes en coches están relacionadas con fallos del sensor de oxígeno, el cual se avería de manera prematura debido a falta de mantenimiento.
  2. Fallo del catalizador. Otra avería frecuente ocurre con el catalizador, el cual se daña normalmente como consecuencia de un fallo con el encendido, sea por bujías dañadas, bobinas en mal estado u otros motivos.
  3. Cambio de bujía. Las bujías son las encargadas de recibir el voltaje proveniente de la bobina de encendido. Estas necesitan cambiarse cada 100.000 km, de lo contrario pueden averiarse y ocasionar problemas de encendido.
  4. Avería en la tapa de combustible. Se repara fácilmente un con poco presupuesto, pero puede resultar bastante incómoda la activación de la luz del testigo de avería. Además, este fallo deriva en un gasto mayor de combustible.
  5. Fallo en el termostato. El termostato se encarga de controlar la temperatura del motor, por lo que debe funcionar bien para evitar sobrecalentamiento. Si el termostato falla, el conductor no sabrá que el motor se ha sobrecalentado.
  6. Error en la bobina de encendido. Este componente es el encargado de subir la tensión proveniente de la batería para permitir el encendido. Si este problema no se resuelve, puede ocasionar fallos sobre el catalizador.
  7. Cambio de los cables de las bujías. También es habitual que las bujías funcionen bien, mas no así los cables de conexión. Cambiar estos cables es económico y se recomienda siempre tener algunos de repuesto.
  8. Problemas con la válvula de control de emisiones. Esta válvula permite que los restos de combustible se quemen y, como consecuencia de su función, es posible que se atasque debido a la acumulación de residuos.
  9. Fallo en el sistema de evaporación de emisiones. El evaporador controla la cantidad de gases contaminantes que se expulsan a la atmósfera. Los problemas comunes con este componente, incluyen fallos en la válvula de fuga, tapas sueltas y fuga en mangueras.
  10. Cambio de caudalímetro. Su objetivo es dosificar la cantidad de aire que ingresa al motor para controlar la necesidad de combustible. En caso de avería, el consumo de combustible se dispararía considerablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.