La campaña ‘Rainbow Laces’ en el fútbol inglés: ¿Qué significa?

Rainbow Laces

Ya está en marcha la campaña ‘Rainbow Laces’, en la que tanto el fútbol como el rugby luchan contra la homofobia en el deporte británico. Según los organizadores de la campaña Stonewall, cuatro de cada diez personas LGBTQ+ no sienten que el deporte sea un lugar acogedor y la iniciativa Rainbow Laces pretende invertir esa tendencia.

Los clubes de toda la liga de fútbol ya han mostrado su apoyo de diversas maneras y esta semana los equipos de la Premier League han hecho lo mismo poniéndose un brazalete de capitán con los colores del arco iris, llevando cordones con los colores del arco iris y colocando tableros perimetrales de LEDs en todos los campos para destacar la campaña. También habrá zócalos para balones Rainbow Laces con el objetivo de dar mayor visibilidad a la campaña.

No solo los clubes de fútbol participan en esta iniciativa, también varias empresas patrocinadoras de equipos del fútbol inglés han decidido ayudar. Casumo, uno de los casinos online que destaca por ofrecer los mejores juegos de blackjack, colabora con el Reading FC en esta campaña, ideal para fomentar la inclusión en el deporte.

Gran alcance de la iniciativa

En años anteriores, la campaña tuvo un gran éxito al llegar a más de 10 millones de personas, pero el objetivo es seguir extendiéndola por más competiciones con el objetivo de seguir fomentando una buena causa.

Sin embargo, todavía hay problemas. Stonewall también informa de que el 20% de los aficionados al deporte creen que el lenguaje anti-LGBTQ+ es inofensivo si solo se entiende como una broma, mientras que el 33% de las personas LGTBQ+ que participan o siguen el deporte no lo han declarado a nadie en su vida deportiva. Esta misma semana, los aficionados han sido condenados por cánticos homófobos dirigidos al centrocampista del Crystal Palace cedido al Chelsea, Conor Gallagher.

Hasta la fecha, el ex delantero del Norwich City Justin Fashanu sigue siendo el único jugador que se ha declarado abiertamente como gay mientras sigue jugando al fútbol masculino en este país, y el antiguo director de la campaña deportiva de Stonewall (ahora responsable de diversidad e inclusión en la FA), Jehmeil Lemonius, sugiere que la caza de brujas centrada en tener un jugador abiertamente gay dificulta la confianza de la gente para hablar.

Cuestión de apoyar la campaña

Para ello, tenemos que trabajar con las organizaciones deportivas para fomentar un entorno inclusivo, de modo que los jugadores que puedan ser homosexuales, bisexuales o que se cuestionen su orientación sexual se sientan cómodos al salir del armario. Aunque la salida del armario de un jugador masculino sería increíble en términos de visibilidad, entendemos que se trata de una decisión personal y valiente.

Participar en la campaña puede ser tan sencillo como llevar algo con los colores del arco iris o hacer una donación para recaudar fondos. En cualquier caso, no es necesario formar parte de la comunidad LGBT+ para mostrar tu apoyo.

El primer paso es llevar los cordones arco iris. Mucha gente todavía no entiende la historia de los cordones y lo que significa llevarlos. No significa ser gay, sino que muestra el apoyo a la inclusión del colectivo LGBT y el apoyo a los compañeros de equipo si por casualidad fueran homosexuales, bisexuales o se cuestionaran su sexualidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.