El acceso al crédito, la asignatura pendiente en España

Préstamos urgentes

España se enfrenta a una situación económica marcada por la pandemia que obliga a muchos negocios a contener sus gastos y vigilar, céntimo a céntimo, cada gasto o inversión a realizar. Desde muchos sectores se pone el foco directamente sobre la administración, por la falta de ayudas directas, algo que sí está ocurriendo en otros países europeos.

La apuesta más emblemática del gobierno central en los meses de pandemia ha sido la apertura de líneas ICO de crédito, unas ayudas que, aunque son bienvenidas, no dejan de ser créditos y por tanto son ayudas indirectas. A esto se suman las medidas que están impulsando las autonomías y los municipios, pues algunas de ellas sí están ofreciendo prestaciones directas o reducción en el pago de impuestos.

Con todo este escenario, muchas empresas siguen viéndose obligadas a acudir a los préstamos urgentes online, una herramienta que nació hace ya prácticamente una década debido a la política de restricción en la concesión de créditos que impulsaron los bancos. Con la crisis de 2008, las entidades financieras entraron en una época de dificultad para impulsar créditos y préstamos.

Internet, el mejor espacio para acudir a financiación rápida

Esta circunstancia y el progresivo desarrollo de internet permitieron que se fueran asentando plataformas de crédito que en la actualidad, con la coyuntura económica desatada por el coronavirus, vuelven con fuerza.

El segundo factor que permitió este crecimiento inusitado de plataformas de este tipo es la aparición de comparadores web. Al igual que existen para cuestiones como la compra de vehículos, la contratación de un seguro o la adquisición de productos tecnológicos, los comparadores también sirven para que el usuario pueda ver, de un simple vistazo, distintas plataformas que conceden créditos y préstamos.

Ese es el caso, por ejemplo, de Finatino, un comparador de productos FinTech que permite ahorrar dinero y tiempo. Su funcionamiento es muy sencillo, este motivo es el que ha permitido crecer a estas páginas web. En este caso concreto basta con introducir el país y el tipo de producto y aparecerán préstamos personales, rápidos, sin intereses, incluso hipotecas, tarjetas de crédito y débito y hasta seguros. Una fórmula rápida para hallar la solución financiera ideal en pocos clics.

Conseguir hasta 50.000 euros con pocos pasos

La presencia de comparadores resulta imprescindible porque cada vez son más plataformas FinTech las que aparecen en el mercado. Hasta tal punto se ha popularizado esta solución de financiación que, en los años previos a la pandemia, cuando la situación económica  parecía estar recuperada un poco de la anterior crisis de 2008, fueron los propios bancos los que introdujeron nuevas soluciones, abriendo de nuevo el grifo de la liquidez.

Además, con las ayudas que han recibido desde el Banco Central Europeo para movilizar grandes cantidades de dinero y reactivar la economía en tiempos de Covid-19, parece que existe más predisposición desde estas entidades hacia estas fórmulas.

Por tanto, la realidad es que internet es hoy en día un espacio cargado de alternativas para acceder a este tipo de créditos rápidos. Los comparadores ayudan a investigar las condiciones y la fiabilidad de cada propuesta.

Entre las más destacadas aparece Finaton, una plataforma en la que se muestran préstamos rápidos de diferentes entidades financieras y que pueden alcanzar un valor de hasta 50.000 euros. Hay opciones hasta para personas registradas en las listas ASNEF. Este dato es importante, pues en ocasiones quienes aparecen en los registros de morosos lo hacen por error, y es algo que tienen que vigilar constantemente.

¿Es buena idea acudir a los créditos rápidos?

La clave en estos casos es consultar todas las opciones disponibles y valorar la necesidad de solicitar un crédito rápido de este tipo, pues es bien sabido que los intereses de devolución son más altos que con otras fórmulas.

Todo tiene sus puntos favorables y otros a los que hay que mantenerse atentos. Más intereses es el precio a pagar por recibir dinero prácticamente de manera inmediata. Desde el Banco de España aseguran que este tipo de soluciones financieras no suponen un riesgo excesivo siempre que se cuente con el suficiente respaldo económico o con la seguridad de poder devolver a tiempo el dinero solicitado.

Finaton se suma así a PrestamosFrescos.es, otra página desde la que consultar alternativas de financiación y comparar las condiciones de los préstamos. Mucha gente sigue creyendo que estos préstamos o créditos rápidos solo están disponibles para cantidades de dinero reducidas o de baja cuantía, pero la realidad es que en algunos casos pueden llegar hasta los 50.000 euros.

¿Qué ventajas ofrece la concesión de estos créditos?

Más allá de la entrega prácticamente inmediata del dinero, lo que puede servir para solventar situaciones de urgencia financiera, un aspecto que resulta muy atractivo de estas soluciones es que la solicitud se realiza de manera muy rápida.

Para acceder a financiación basta únicamente con tener 18 años de edad, ser ciudadano español, completar los datos de contacto, disponer de una cuenta de correo electrónico y una cuenta corriente bancaria.

A partir de ahí, es imprescindible conocer bien las condiciones del préstamo concedido, pues una incapacidad para devolver esa cantidad de dinero puede traducirse en la entrada en una espiral de deudas de difícil salida, pues los intereses se van haciendo mayores y con ello también el endeudamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.