¿Qué son los CFD y el apalancamiento?

los CFD y el apalancamiento

¿Quieres aprender a operar en los mercados financieros? Es posible realizarlo aprovechando los Contratos por Diferencia o CFDs, instrumentos financieros mediante los cuales se vuelve posible intercambiar la diferencia de precios subyacente entre el valor de compra y venta de un activo determinado.

Para realizar estas operaciones tal como lo haría un trader profesional, es posible utilizar una plataforma de trading de CFDs que ofrezca las herramientas y la información necesaria para tal fin. De esta forma es posible aplicar estrategias de apalancamiento con las cuales generar beneficios incluso cuando se cuenta con una inversión relativamente baja.

¿Qué es el Trading de CFDs?

Un CFD (Contratos por Diferencia) es un término que se refiere a un derivado cuyo precio es determinado por el activo subyacente. Se trata de operaciones abiertas que en realidad son contratos con el bróker, donde realmente no se estaría adquiriendo el activo en sí mismo. Gracias a este derivado, los traders tienen la posibilidad de operar con productos financieros de los cuales no son dueños.

Esto es bastante común en los mercados financieros y es fundamental en la economía actual. Funciona para diversos productos como futuros, acciones e índices, incluso para criptomonedas y otros pares de divisas. En este caso el trader no es dueño de la acción o valor, sino que establece un contrato con el bróker por la potencial diferencia de precios subyacente en el mercado.

¿Cómo funciona el CFD?

El trading de CFDs implica la compra y venta de contratos por diferencia. Las ganancias o pérdidas que se generen en cada operación van dadas por la diferencia de precio de entrada en posición que tenga el activo y el precio de cierre que logre alcanzar. Según esto, el trader podrá generar beneficios o contraer deudas.

Los CFDs son productos de apalancamiento

Con un Contrato por Diferencia, el trader tiene la posibilidad de generar beneficios si siquiera realizar una inversión, solo asumiendo el compromiso de pagar la deuda resultante si la operación no tiene el resultado esperado. Básicamente se trata de un sistema de préstamo o crédito entre el bróker y el trader con la capacidad de beneficiarlos a ambos en igual medida.

A mayor crédito ofrecido por el bróker, mayores serán las potenciales ganancias obtenidas por el trader. Sin embargo, este crédito está sujeto a variables como la existencia de dinero en garantía bajo la gestión del bróker, lo que garantizaría la amortización de las posibles deudas contraídas. En líneas generales, con los CFDs es posible financiar operaciones sin tener que adquirir el activo.

De esta forma el trader no tiene que congelar su inversión en un solo activo, minimizando los riesgos asociados a la actividad. Este resulta un recurso sumamente interesante que es necesario aprender a dominar de forma profesional si es que deseas crecer en el mundo del trading.

Como regla general, el bróker solo ofrece un porcentaje de apalancamiento según los recursos propios invertidos, lo cual permitiría incrementar el margen de ganancias en una operación solo con un porcentaje de la inversión necesaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.