/Los posibles pactos postelectorales
Pactos Electorales

Los posibles pactos postelectorales

La formación de una coalición de Gobierno estable será difícil y podría llevar tiempo. España celebra elecciones generales el domingo 28 de abril. Las encuestas más recientes muestran que el PSOE liderado por Pedro Sánchez probablemente se convertirá en el partido más votado, con alrededor del 29% de los votos, o alrededor de 125 de los 350 escaños en el parlamento. Un resultado en línea con estas encuestas le daría a Sánchez la iniciativa en las negociaciones para formar una coalición.

Esta formación probablemente será complicada, y el socio de coalición preferido del PSOE sería el de Unidas Podemos. Sin embargo, los dos partidos combinados no obtendrían la mayoría de los escaños en el parlamento y necesitarían el apoyo de partidos independentistas y nacionalistas. Como en el caso de la formación de Pablo Iglesias, todos estos estarían a favor de celebrar un referéndum sobre la independencia en Cataluña. Sánchez ha endurecido recientemente su posición sobre Cataluña y se ha mostrado en contra de un referéndum, aunque estaría a favor de dar más voz a las regiones autónomas en ciertos asuntos.

Dado que la postura hacia la lucha de Cataluña por la independencia se ha convertido en el hueso de la discordia en la política nacional parece que una coalición entre el PSOE, Unidas Podemos y los partidos nacionalistas / separatistas no sería factible. A continuación, Sánchez podría formar una coalición con los centristas Ciudadanos (Cs), que también está en contra de un referéndum de Cataluña. Cs obtendría alrededor del 15% de los votos, o 49 escaños en el parlamento según las encuestas, lo que implica que una coalición de centro-izquierda del PSOE y Cs obtendría casi la mayoría de los escaños en el parlamento. Aún así, los Cs se han desplazado más hacia el lado derecho del espectro político.

La alternativa para una coalición liderada por el PSOE sería una coalición de centro-derecha del Partido Popular (PP), Cs y Vox. De acuerdo con las encuestas, una combinación de estos tres partidos obtendría un total de alrededor del 47% de los votos o alrededor de 161 de los 350 escaños en el parlamento, que serían menos que la mayoría. Además, probablemente será difícil superar algunas de las diferencias ideológicas entre Cs y Vox, o incluso entre PP y Vox.

Por lo tanto, la formación de una coalición de centro-derecha probablemente también será difícil. A fin de cuentas, creemos que una coalición de centro-izquierda formada por PSOE y C sólo sería factible en una etapa posterior del proceso de formación, cuando todas las otras opciones hayan sido probadas y fracasadas, los dos partidos unirían fuerzas simplemente para proteger la estabilidad nacional y evitar otra ronda de elecciones indecisas u otro gobierno minoritario. En general, la formación de coaliciones será difícil y podría llevar tiempo. Dicho esto, parece que no importa cuál sea el resultado de la elección, el próximo gobierno volverá a estar dominado por los partidos principales ubicados alrededor del centro del espectro político.