/Continua el juicio del “procés” a los 12 líderes separatistas
juicio del proces

Continua el juicio del “procés” a los 12 líderes separatistas

Los 12 líderes separatistas catalanes se enfrentan a acusaciones de rebelión por su papel en la fallida proclamación de independencia de Cataluña el 1 de octubre de 2017. El ex líder catalán Carles Puigdemont, quien dirigió la campaña, no se encuentra entre los acusados.

El juicio de 12 líderes secesionistas catalanes involucrados en un intento de separarse de España comienza hoy en el Tribunal Supremo. El juicio ha reavivado las tensiones sobre el futuro de Cataluña. Cientos de policías, incluso de unidades antiterroristas, han sido desplegados alrededor del edificio de la Corte en Madrid.

Cataluña declaró su independencia de España en octubre de 2017 luego de un referéndum que se había llevado a cabo desafiando la Constitución. La declaración provocó la peor crisis política de España desde la transición.

Cargos a los que se enfrentan los acusados

Los acusados ​​se enfrentan a cargos de rebelión, sedición y mal uso de fondos públicos, cargos que conllevan un período de cárcel de hasta 25 años.

Nueve de los acusados ​​han sido encarcelados sin fianza desde fines de 2017 y principios de 2018, incluido el ex vicepresidente y ministro de economía regional de Cataluña, Oriol Junqueras, y la ex presidenta del parlamento regional de Cataluña, Carme Forcadell, quienes leyeron la declaración de independencia en la asamblea.

El ex líder catalán  Carles Puigdemont, quien huyó a Bélgica días después de la declaración de independencia, no se encuentra entre los acusados. España no juzga a los sospechosos in absentia por delitos graves.

El independentismo defiende que el juicio es una “farsa”

Los separatistas catalanes han rechazado el juicio como una «farsa» políticamente motivada. «El mundo está mirando a Madrid … lo que quieren no es juzgar sino condenar por razones políticas», dijo a los reporteros el abogado Olivier Peter, abogado de uno de los acusados.

Quim Torra, líder pro-independentista catalán, que asistirá a la sesión de apertura del juicio, pidió la absolución de los acusados. Los secesionistas han pedido a los catalanes que dejen de trabajar brevemente el martes al mediodía para protestar contra el juicio y que se unan a un mitin en Barcelona por la noche.

Se espera que el juicio dure tres meses, con los veredictos emitidos varios meses después.